Hoy, gala de premiación del concurso Cantópera

Competencia tuvo tres categorías: 14 a 19, 19 a 26 y 26 a 35 años. En el teatro Casa de la Cultura se podrá escuchar a cultivadas voces de la competencia Con una presentación artística concluye esta noche la Competencia Nacional de Ópera (Cantópera), que ha reunido en Cuenca a los 16 finalistas del país, cultores del canto lírico. En el teatro Casa de la Cultura, desde las 19:00 horas, está prevista la gala de premiación que incluirá la actuación de los participantes con varias de óperas famosas, junto a la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

426
Sofía Almeida, una de las ganadoras de la competencia, en el ensayo realizado el jueves con la Sinfónica de Cuenca, dirigida por el maestro Michael Meissner. PSR

Competencia tuvo tres categorías: 14 a 19, 19 a 26 y 26 a 35 años. En el teatro Casa de la Cultura se podrá escuchar a cultivadas voces de la competencia

Con una presentación artística concluye esta noche la Competencia Nacional de Ópera (Cantópera), que ha reunido en Cuenca a los 16 finalistas del país, cultores del canto lírico.

En el teatro Casa de la Cultura, desde las 19:00 horas, está prevista la gala de premiación que incluirá la actuación de los participantes con varias de óperas famosas, junto a la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

Ayer y hoy por la mañana, los participantes ensayaron su última presentación. Entre ellos, Natacha Cóndor practicó con “La Habanera”, una sección de la ópera “Carmen”, de George Bizet.

El director de la orquesta, Michael Meissner, daba indicaciones a los músicos para acoplarse a la voz de los cantantes.

Sofía Almeida cantó una selección de “La flauta mágica”, de Mozart, una voz de fantasía para una flauta mágica, era como si su voz fuera un instrumento más de la orquesta.

Los cantantes no solo deben dominar la técnica vocal, sino ensamblar su voz a la orquesta y cantar en italiano, francés o alemán, según la ópera. Daniel Mariño, un tenor, hizo su práctica con una selección de la obra “Don Giovanni.

Francesca Ochoa, cuencana, de 15 años, es una de las ganadoras en su categoría, de 14 a 19 años; estudia en la unidad educativa Rosa de Jesús Cordero y en la Academia Musical DIZA; canta desde los seis años, pero en la práctica del canto lírico tiene seis meses.

Lo que empezó siendo una afición familiar ha crecido y multiplicado inquietudes, gusta del jazz y en los géneros nacionales de pasillos. Ya en la academia, incursionó en el canto lírico y, al apreciar su voz de soprano, sus profesores la impulsaron a ingresar al concurso.

Canta también en el coro del colegio, cuenta con apoyo total de su familia y ahora la música podría ser una opción profesional para el futuro. El triunfo en el concurso le motiva.

Boris” es el nombre artístico de uno de los jurados internacionales. Periodista y artista, dice que este evento ha dejado novedades positivas: repertorio variado, voces cultivadas, cantantes con dominio en el escenario, desempeño en la parte técnica y vocal, incluso buena preparación física.

En el concurso hubo un trabajo en varias áreas para aconsejar a los jóvenes hasta lograr su mejor desempeño y cuidado de sí mismos; esta es una profesión difícil, manifestó. (AVB)-(I)