Supermanzanas

María Eugenia Moscoso C.

146

Un intento de peatonización de las calles que circundan al Parque Calderón, en nuestra ciudad, se analiza en el Municipio de Cuenca. ¿Cuál es el motivo para esta propuesta? Se aspira darle un renovado aspecto a esta zona y permitir una mayor movilidad de las personas y la dinamización de esta parte céntrica, como sucede en muchas ciudades del mundo. La conformación de grandes manzanas o “supermanzanas”, logrará una mejor fisonomía de Cuenca, sin tránsito vehicular. Podemos entonces decir, con el poeta español, Antonio Machado, “se hace camino al andar”. Al no absorber los gases y el CO2 de los vehículos, se evitará la contaminación para las personas y los bienes patrimoniales que allí se encuentran y no sufrirán, por tanto, los efectos del smog.
La actividad turística se reforzará y los cafés y restaurantes encontrarán la acogida de quienes transitan libremente por estas arterias centrales, aprovechando de mejor manera, su belleza arquitectónica, aquello que, de colonial y de afrancesado, tiene nuestra ciudad. La estructura en “damero” ayudará en el proyecto propuesto, facilitando la delimitación del tránsito y la reactivación del centro de la ciudad. Nuevos proyectos importantes que, darán mayor dinamia a nuestra Cuenca de los Cuatro Ríos.
Aspiramos que éste sea un proyecto acertado y no como otros, que cambiarán la fisonomía de Cuenca, en su río Tomebamba con su Barranco y en su Plaza del Otorongo, lugares emblemáticos para honrar la Navidad, con su Nacimiento y sus luces de colores, ahora trasladados al distante barrio del Paraíso. ¡Aún es tiempo de replantear este proyecto navideño, Señor Alcalde! (O)