Prototipos y robots para ayudar a pacientes

2.000 jóvenes están en Cuenca para presentar sus prototipos robóticos creados en las aulas.

91
Juego de realidad virtual.

Una prótesis controlada con las ondas cerebrales y con el parpadeo, un videojuego para rehabilitar a un niño con parálisis parcial, robots que juegan fútbol: estos son algunos de los proyectos novedosos que se presentan en la Universidad de Cuenca como parte de la décima quinta edición del Concurso Ecuatoriano de Robótica.

2.000 jóvenes de distintas partes del país, y que cursan sus estudios superiores en instituciones técnicas, llegaron hasta Cuenca con sus prototipos y robots construidos en las aulas y laboratorios de ciencias para exponerlos con el afán de que sean conocidos.

El concurso fue organizado por CEDIA y la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cuenca. Y como parte de ello se convocó a los jóvenes estudiantes para que presenten sus trabajos.

Los prototipos son propios de los estudiantes y los han traído para mostrar su conocimiento. Lo que queremos promover con el evento es la investigación. Queremos que los estudiantes estén motivados, queremos que demuestren el avance de la tecnología”, explicó Fernanda Chica, miembro de CEDIA.

Convertirse en una realidad

Christian Juanta, Santiago Guerrero y William Ávila, son de Ambato y estudian en la Universidad Tecnológica Indoamérica. Ellos diseñaron y construyeron un brazo para las personas que perdieron una de sus extremidades superiores. Y a través del lenguaje de computadora lograron que con ondas cerebrales que se transmiten por bluetooth se mueva la prótesis.

El costo del brazo podría superar los 5.000 dólares

Para los jóvenes fue un logro porque el brazo funcionó en una persona que había perdido una de sus extremidades. Tras ello, su meta es que empresas públicas y privadas inviertan en la construcción de prótesis.

Queremos que se convierta en una realidad. En Boston (Estados Unidos) ya construyen prótesis, pero estas cuestan 50.000 dólares. La que nosotros construimos, cumpliendo con todos los parámetros de calidad, podrían costar un poco más de 5.000 dólares. Y eso es mucho más accesible”, dijo Christian Junta.

Otro de los proyectos que busca ser masificado es un videojuego de realidad virtual para niños con parálisis parcial: el paciente se coloca una manilla en la mano que está paralizado parcialmente y luego se pone un casco de realidad virtual.

Al mover la muñeca de la mano hacia adelante, un personaje del juego empieza a caminar. El objetivo es que ese personaje recoja cuadrados que están en el entorno. El movimiento de la mano le permite al niño rehabilitar su brazo paralizado de manera parcial.

El creador del videojuego fue Jonathan Yamberia, del Instituto Tecnológico Superior Sucre. Con la presentación de su proyecto, el joven estudiante espera que sea conocido, y que inversores permitan la masificación de su idea para ayudar los niños.

La prótesis, el videojuego y otros diez proyectos estarán expuestos hasta hoy. A más de ello habrá batallas de robots y partidos de fútbol, en los cuales participarán aparatos guiados por controles remotos. (AWM)-(I)