La deuda a SOLCA

49

El estado ecuatoriano adeuda a SOLCA alrededor de ciento ochenta millones de dólares, lo que pone en una posición extremadamente delicada el funcionamiento de los hospitales de esta institución. Voceros nacionales han llamado al gobierno a que cumpla con su obligación, pues de lo contrario será imposible seguir tratando a los enfermos que son remitidos por el Ministerio de Salud y el IESS. No se trata de una amenaza sino de una realidad pues si esos fondos adeudados no se pagan simplemente Solca no podrá adquirir fármacos y materiales requeridos para el tratamiento del cáncer.
Solca tiene a nivel nacional hospitales en las ciudades de Guayaquil, Quito, Cuenca, Portoviejo, Machala, Ambato y Loja. En esas casas de salud se atienden pacientes que son afiliados al IESS al Instituto de Salud de la Policía Nacional y el de Fuerzas Armadas, aparte de los que son remitidos por el ministerio de Salud. El número de pacientes provenientes de esos centros son, de acuerdo al directivo, alrededor de cuatro mil en lo que va del presente año, hasta el mes de septiembre. Se trata de pacientes que no pueden ser tratados en los centros públicos, que no disponen de la experticia ni la calidad para tratar el cáncer que tiene Solca.
El tema más preocupante y a la vez injusto está en que la millonaria deuda del Estado a Solca no proviene de concesiones ni de favores que hace el estado ecuatoriano. Se trata de valores que el sistema público adeuda a Solca por falta de capacidad instalada en el IESS o en el Ministerio de Salud lo que le obliga a remitir pacientes. Es inadimisible-además-que los fondos provenientes a transacciones financieras que perecen Por ley a Solca y los recauda el estado, no los transfiera a Solca lo que se convierte casi en una usurpación Si es que se considera que en el Ministerio y en IESS en estos mismos días se investigan denuncias de corrupción la situación se vuelve intololerable. (O)