Día de la Música: Jóvenes toman el camino musical

En la mayoría prevalece amor por el arte, pero sí hay opción laboral, incluso hay plazas difíciles de llenar Hoy es el Día de la Música. Dicen algunos que de la música no se vive, pero eso es secundario frente al afán de cultivar este arte, formarse en el canto o la interpretación de un instrumento. Lo sienten en el Conservatorio José María Rodríguez y en la Escuela de Música de la Facultad de Artes, sus alumnos acuden ávidos de sus lecciones para avanzar en su técnica de ejecución o canto, realizarse y ser más. Estaban Mendoza, de 22 años, llegó de San Vicente, Manabí, a estudiar Música en la Universidad de Cuenca, después de renunciar a la carrera de Medicina y superar el desacuerdo familiar.

82
Esteban Mendoza, estudiante de la carrera de Música en la Facultad de Artes de la Universidad de Cuenca, en una práctica con el docente David Encalada. FMV

En la mayoría prevalece amor por el arte, pero sí hay opción laboral, incluso hay plazas difíciles de llenar

Hoy es el Día de la Música. Dicen algunos que de la música no se vive, pero eso es secundario frente al afán de cultivar este arte, formarse en el canto o la interpretación de un instrumento. Lo sienten en el Conservatorio José María Rodríguez y en la Escuela de Música de la Facultad de Artes, sus alumnos acuden ávidos de sus lecciones para avanzar en su técnica de ejecución o canto, realizarse y ser más. Estaban Mendoza, de 22 años, llegó de San Vicente, Manabí, a estudiar Música en la Universidad de Cuenca, después de renunciar a la carrera de Medicina y superar el desacuerdo familiar.

La música le da más satisfacciones, cuatro años antes recibió lecciones de piano y prevaleció el arte, ahora desea progresar y ser el mejor al piano.

Acabada su carrera aspira a regresar a su tierra manabita y abrirse campo como músico profesional, que hay pocos en las ciudades pequeñas. Esa falta puede ser una oportunidad.

David Encalada, su docente en la facultad, coincide en que optar por la música es difícil. Sin embargo, a la hora de la verdad, sí hay campo de trabajo: para las universidades no es fácil llenar vacantes de profesores de ejecución instrumental y a las orquestas sinfónicas les pasa lo mismo.

La clave está en ser lo mejor posible y capacitarse siempre: “A veces las instituciones se pelean el mismo profesional”, remarca. La Universidad de Cuenca ofrece hoy el enfoque de formarlos como docentes de Música, “una de las actividades espirituales más elevadas, una forma de vida, acercarse a la espiritualidad, a la belleza, una decisión, no por lo económico…”

Boris Chumbi, rector del Conservatorio Superior, enfatiza que sí se puede vivir de la música, pues se requiere constantemente de ella. Solo que cada uno debe explotar al máximo su talento y desarrollarlo, ya sea en el campo cultural o social, pues el arte musical se presta ampliamente para ello. Todos los seres humanos tenemos algo del arte y estamos en condiciones de hacer música, con cualquier instrumento, señala. (AVB)-(I)

 

Niños y su maestro

Victoria Estrella, de ocho años, gusta de tocar el piano. A esta niña, alumna del primer nivel del conservatorio Colegio de Artes, le gusta escuchar y tocar, sobre todo la música cristiana.

Impulsada por su padre, que tuvo un sueño, en el que la vio tocar el piano, la pequeña ingresó al conservatorio y ahora avanza en sus lecciones con la partitura, de la mano del profesor Christian Saula. Matías Guayas, de la misma edad, es otro niño que desea aprender a tocar el piano, motivado por su papá.

La música, dice el profesor, es una forma de vida y no la concibe sin ella. Lo que sí, implica dedicarse con ganas y motivación, “es nuestro deber superar los obstáculos, como en cualquier asignatura”.

Sí se puede vivir de la música, incluso hay vacantes que no se llenan, por ejemplo en las orquestas sinfónicas del país, donde han tenido oportunidad profesionales extranjeros, tanto en la dirección como en la ejecución, cuenta Saula. (AVB)-(I)

DETALLE

La fecha del Día de la Música se estableció en recuerdo de Santa Cecilia, joven de la Roma antigua, martirizada por ser cristiana