Moreno anuncia a la Asamblea que renuncia a su pensión como exvicepresidente

62
EFE

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, ha comunicado a la Asamblea Nacional que ha pedido que cancelen la pensión vitalicia que le corresponde como exvicepresidente y que asciende a más de 4.000 dólares, dentro de las medidas de austeridad que él mismo promueve.

En una carta fechada este miércoles al presidente del poder legislativo, César Litardo, el mandatario señala que “el momento que vive el país nos exige sacrificio a todos” y que “como siempre (…) seré el primero en hacerlo”.

En esa línea, dice haber pedido al director financiero de la Presidencia que el valor que recibe “en calidad de exvicepresidente se reintegre al Presupuesto General del Estado”.

Moreno, que también tiene su sueldo de presidente, recibía una pensión de 4.057 dólares desde que dejó en 2013 la Vicepresidencia, un cargo que había ocupado desde 2007.

La misiva fue enviada poco antes de una sesión -luego cancelada- en la que Asamblea iba a revisar una ley por la cual se conceden pensiones vitalicias a todos los expresidentes y exvicepresidentes del país, así como a sus herederos, y que cuestan al erario público unos 90.000 dólares mensuales.

En total, una treintena de exmandatarios, o sus herederos, reciben estas pensiones.

El dinero se paga con base a la Ley Orgánica de Servicio Público y algunos asambleístas las consideran obsoletas dada la situación de déficit fiscal que vive el país y a que algunos exmandatarios ya han fallecido.

Las finanzas de Ecuador pasan por un momento difícil debido a la deuda acumulada en los últimos años, y los obstáculos con los que se encuentra el Gobierno de Moreno para pasar las reformas acordadas con el Fondo Monetario Internacional.

Esta entidad, así como otras internacionales, extendieron en mayo una línea de crédito al país por más de 10.200 millones de dólares, a cambio de los cuales le solicitaron recortar en gasto público e incrementar los ingresos tributarios.

Sin embargo, Moreno se ha topado con una fuerte resistencia de colectivos indígenas y grupos de oposición que en octubre protagonizaron una ola de disturbios sin precedentes, y con una Asamblea que el domingo le tumbó su proyecto de ley para el crecimiento económico.

En ese sentido, y tras conocerse que había cedido su pensión como exvicepresidente, Moreno dijo por redes sociales que “para un Ecuador próspero, todos debemos arrimar el hombro”.

“Lo hemos hecho antes y seguiremos en ese camino. He solicitado que la pensión que recibo como exvicepresidente, se reintegre al Presupuesto General del Estado”, añadió. EFE