“Erasmus Plus” proyecto con enfoque al tema de la discapacidad

32
Paola Ingavélez, Vladimir Robles y Fernando Pesántez dieron a conocer este proyecto de academia, tecnología, aprendizaje y discapacidad.

 

La Universidad Politécnica Salesiana (UPS) conjuntamente con la Universidad del Azuay (UDA) son parte de las ocho universidades a nivel de Europa y Latinoamérica que se benefician de Erasmus Plus un programa diseñado para apoyar los esfuerzos de los países participantes por utilizar de forma eficiente el potencial del talento humano y social europeo atendiendo al principio del aprendizaje permanente.

El programa nace con la intención de mejorar todas las posibilidades de educación virtual con accesibilidad, considerando a estudiantes con diversas modalidades de aprendizajes, sobre todo con enfoques a estudiantes con discapacidad.

Erasmus está conformado por cuatro universidades europeas y cuatro latinoamericanas, la intención es facilitar los procesos de aprendizaje a través de plataformas virtuales en Latinoamérica, por parte de Ecuador están la UDA y la UPS ésta última encargada de la coordinación técnica.

Para ser parte de este programa, tiempo atrás, la UPS, en busca de financiamiento externo postuló para varios proyectos; y, en base a lo caminado en tema de accesibilidad virtual y web incluso, trabajando con el Consejo Nacional de Integración para las Personas con Discapacidad (CONDAIS) se dio la relación con la Universidad de Alcalá en tópicos de accesibilidad, web y campus virtuales.

Grupos de investigación como necesidad

Para ser parte de este programa “necesitamos grupos de investigación que estén asociados a temas de discapacidad”, dice Paola Ingavélez, quien está al frente de los proyectos.

Dentro de Erasmus Plus, la UPS tiene a su cargo el área tecnológica con tópicos de control y apoyo a políticas de accesibilidad web conjuntamente con el CONADIS; y llegó a eso, porque desde hace siete años aproximadamente, la UPS está enfocada y comprometida con todo lo que es tecnología y discapacidad, fruto de ello es la Cátedra UNESCO con tecnologías de apoyo para la inclusión educativa.

El monto total que destina Erasmus Plus es para las ocho universidades. El programa contempla un laboratorio con tecnología y unidad de accesibilidad a crearse en las cuatro universidades latinoamericanas. Además, involucra reuniones con expertos, seis visitas presenciales, la primera se hará en España en los primeros días de marzo o finales de febrero de 2020.

“Necesitamos hacer reuniones. La meta es generar redes latinoamericanas que puedan compartir la información y en base a las propuestas diversas de los expertos de las universidades, pretendemos desarrollar las guías, generar redes y buscar un plan de sostenibilidad” ha dicho Ingavélez.

Ganar este tipo de proyectos es un hito para continuar de aquí a tres años; este es un proyecto que no finaliza sobre todo cuando se trabaja con discapacidad. Ahora más allá de un proceso de discapacidad, los académicos que están dentro de ello lo ven como un enriquecimiento en un proceso de enseñanza – aprendizaje, porque si bien la universidad tiene estudiantes con discapacidad, más allá de hablar de discapacidad hay que hablar de diversidad en el aprendizaje.

Las bases de trabajo

Fernando Pesántez, el Vicerrector Docente de la UPS, explica que todos los proyectos que en este campo tiene la universidad son escalables. Erasmus Plus se lo maneja en función de una trazabilidad de tiempo.

Para sostener este programa, la universidad tiene como base: la suma de fuerzas y el “aprendizaje en postas, ésta última funciona así: el capital intelectual del docente se transfiere a estudiantes de pre-grado y posgrado. Luego, antes que los estudiantes terminen su ciclo de tesis de maestría o pre-grado tienen que revertir esos aprendizajes en nuevos alumnos.

Esa es la forma metodológica que se aplica en el programa en el que s e involucran a jóvenes profesionales y estudiantes interesados de trabajar con esta metodología. (BSG)-(I).