Mujeres de los 18 pueblos se reunieron en Cuenca este lunes para evaluar el paro nacional

La Casa de la Provincia es ahora el espacio en el que se reúnen los dirigentes indígenas y campesinos.

52
La dirigente de las mujeres, de la Ecuarunari, Delia Jumbo (D), junto a integrantes de pueblos y nacionalidades. (AZD)

ANÁLISIS

Mujeres de los 18 pueblos y nacionalidades del Ecuador, se reunieron ayer en Cuenca, en la Casa de la Provincia, para evaluar el paro nacional desarrollado en octubre pasado, el rol del género en las protestas y la situación de las familias cuyos miembros resultaron afectados.
Delia Jumbo, dirigente de la mujer, de la Ecuarunari, informó que la cita de las mujeres tenía en su agenda puntos importantes, entre ellos una evaluación del levantamiento de octubre, y la elaboración de una agenda de visitas a las bases de las comunidades a fin de visibilizar las problemáticas existentes.
Para ella, las mujeres cumplieron un rol fundamental en el levantamiento reciente, ya que dejaron sus hogares para salir a las calles a protestar en contra de un plan económico inapropiado, en muchos casos con niños en brazos. Asimismo dijo, es importante conocer cada caso porque hay algunas cuyos derechos fueron vulnerados pero no se sabe porque se vieron obligadas a abandonar la protestas y volver a sus comunidades, agregó.
Habló de los derechos de las manifestantes que a su criterio han sido vulnerados, pero no se había incluido en la agenda del encuentro, una autoevaluación, con aristas como el rol de los dirigentes y sus directrices impartidas a las bases, de tal manera que se pueda también tener una lectura de los errores que se pudieren haber cometido.
Así, Jumbo al tocar el tema de los desmanes y agresiones que se registraron y que aparentemente no fueron del lado del Gobierno, aduce que eso les pertenece a los “infiltrados”.
En todo caso, el diálogo y evaluación es un instrumento que permitirá al movimiento indígena y campesino del país, replantear sus objetivos organizacionales, y estructurar su tejido social en función de sus derechos y demandas de atención, de parte del Gobierno nacional. (AZD)-(I)

DATO

Rosa Cabrera, del pueblo Quitu Cara, saumerió a quienes llegaron a la Casa de la Provincia, para su purificación y transmisión de buena energía.