Habitantes no quieren minería metálica en Chaucha

270
Tras reunirse en la Casa de la Provincia, los manifestantes se dirigieron hasta la Gobernación del Azuay para entregar el informe ambiental. AWM

Un grupo de moradores de la parroquia Chaucha llegó a Cuenca para pedir al gobernador del Azuay, Xavier Martínez, que detenga los trabajos que ha venido realizando la compañía minera Ruta del Cobre S.A.

Antes de realizar el pedido, los manifestantes se reunieron en la Casa de la Provincia con habitantes de San Joaquín, Sayausí y Molleturo para conocer un informe elaborado por el departamento de Gestión Ambiental del Gobierno Provincial del Azuay sobre las concesiones mineras otorgadas a varias empresas, entre ellas Ruta del Cobre.

Según el documento, que fue elaborado tras una visita a Chaucha entre el 11 y 12 de noviembre, habría vestigios arqueológicos en una de las concesiones otorgadas a Ruta del Cobre, y en caso de iniciarse la fase de explotación, se “produciría la destrucción” del cerro Los Naranjos, Cerro Cascajo, Loma Pocafrete, Loma de Tunas y Loma Guguatio.

Además de los vestigios y la destrucción, según Marcelo Quizhpe, director de Gestión Ambiental, se afectaría a la calidad del agua.

Estamos frente a unos proyectos extractivistas de irremediables e incalculables impactos negativos para la zona de agua, porque el proceso hídrico no es puntual. Hay agua subterránea en esta zona. Propias evidencias de los compañeros que trabajaron en Ruta del Cobre”, dijo Quizhpe.

Evaluación del proyecto

En entrevista realizada la semana pasada por este medio de comunicación a Fernando Valencia, coordinador Zonal de Minería, se explicó que el proyecto de Ruta del Cobre se encuentra en la fase de evaluación económica. Es decir, la empresa está analizando si es viable el proyecto en cuanto a los réditos a obtener por la explotación, en caso de darse paso a esa fase.

Vale indicar que en un depósito que ha pasado la fase de exploración no se convierte en un proyecto que se va a explotar, porque evidentemente el negocio minero está sujeto a varios factores”, explicó Valencia.

El coordinador zonal agregó que, al igual que ha ocurrido en Río Blanco, la compañía minera ha tenido problemas porque un grupo de personas no permite ningún tipo de trabajo en la zona.

Información

Ayer, en la reunión que se llevó a cabo en el Gobierno Provincial, los participantes explicaron que la información del proyecto no se entregó en las comunidades cercanas a las concesiones mineras.

No han hablado con nosotros como Junta Parroquial. Hemos pedido que nos presenten un informe de lo que han presentado. Estamos molestos y un poco preocupados. Lo que pido es que reclamemos pacíficamente y no haya enfrentamientos entre comunidades”, dijo Luis Vega, presidente de la Junta Parroquial de Chaucha.

Tras la reunión, alrededor de unas cincuenta personas caminaron por la calle Bolívar hasta llegar a la Gobernación del Azuay. Allí, Marcelo Quizhpe, entregó el informe elaborado por el Gobierno Provincial del Azuay.

En las próximas horas, el mismo informe será entregado a la Arcom y al Ministerio del Ambiente, con el fin de que este sea revisado, al igual que las concesiones en Chaucha. 

Detención en Molleturo

Mientras los moradores de Chaucha estaban reunidos en la Casa Provincial, se dio a conocer que en Molleturo, en donde existe una guardia comunitaria, se detuvo a tres personas que habrían ingresado al proyecto minero Río Blanco para sustraerse material aurífero.

En poder de los detenidos, los comuneros encontraron sacos de material pétreo y un arma de fuego. Horas más tarde, los retenidos por la guardia comunitaria fueron entregados a la Policía, a través de funcionarios de la Defensoría del Pueblo, quienes acudieron hasta Molleturo tras conocer de la retención. (AWM)-(I)