Gustavo Quito: “La plata de nosotros también se farrearon” | ENTREVISTA

72
Gustavo Quito en su despacho durante la entrevista con este Diario. Foto: Adriana Castillo/El Mercurio

Por Adriana Castillo – 

Gustavo Quito, abogado defensor de los perjudicados del caso Coopera, se refiere en una entrevista con Diario El Mercurio a las irregularidades y avances luego de que decidiera separarse de la comisión creada por la Secretaría Nacional Anticorrupción para investigar lo sucedido tras el cierre de la cooperativa.

¿Cuáles creen que fueron las intenciones del Gobierno al declarar 15 años de reserva a la documentación del caso Coopera aún cuando la Ley dice que solo se puede mantener bajo sigilo 180 días?

La Ley es muy clara cuando se trata de peligro de Estado o de la democracia, pero no de una cooperativa (…) nada tiene que ver. Se trató de esconder muchas cosas. El 7 de junio de 2013, cuando se cerró Coopera y otras cooperativas a nivel nacional, la Policía cogió todos los documentos, incluyendo dinero, letras, cheques y discos duros con información muy importante. Es lógico pensar que si una cooperativa tiene demasiada plata es porque están lavando activos, entonces ¿cómo puede cerrarse por falta de dinero?, pero no faltaba dinero. Ahora se ha tratado de rescatar estos documentos (…) por eso la desclasificación. Sin embargo, hay muchos que ya no se pueden rescatar, pero otros sí, como las cuentas bancarias, el dinero que fue entregado a la campaña, documentación de cómo salieron del país, entradas y salidas de dinero. Todas estas cosas se han recopilado, pero definitivamente de nada sirvió. Yo he dado más de 200 pruebas a la comisión de anticorrupción pero hasta aquí nadie está preso.

Mencionó que se va a formar una nueva comisión luego de su renuncia a la Secretaría, ¿cómo y cuándo se formará?

Voy a tener una reunión con los perjudicados, no solo de Coopera, sino de las 351 cooperativas, y vamos a formar una comisión anticorrupción pero de nosotros, no del Gobierno ni de nadie, porque todos han fracasado y ya no confiamos en ellos. Haremos una comisión nuestra con todos los documentos que tengamos. Vamos a exigir justicia y si tenemos que dedicarnos a capturarles a estos señores, lo vamos a hacer; tenemos un listado muy grande. Nombraremos una comisión, elegiremos y señalaremos el día que vamos a ir a Quito para hacer una huelga de hambre y pedir que se devuelva el dinero a todos los afectados por el cierre de las cooperativas. Eso no dice nadie, eso no quieren escuchar, porque al parecer la plata de nosotros, la plata de las cooperativas, también se farreraron.

¿Cuáles serían las primeras acciones de la nueva comisión?

Vamos a demandar a las cuatro cooperativas que compraron nuestra cartera que valía 69 millones de dólares, dos días antes del cierre de la cooperativa la vendieron en 35 millones. ¿Cómo así se perdió? ¿Por qué? Dejaron una cartera de 10 millones (…) la última, la que no servía, y de esa más o menos se han sacado unos 15 o 20 mil dólares, pero de la de 69 millones se debían sacar siquiera unos 200 millones y con eso estaba cubierta la deuda de Coopera, pero no se sacó. Otra acción es nombrar esa comisión para que esté todos los días atrás de la fiscal y de los jueces para que se haga justicia a un listado que tenemos. Desgraciadamente, en este listado hay personas muy poderosas que dirigieron, dirigen y dirigirán el país porque hay compromisos con jueces y fiscales que les pusieron en los cargos y que todavía son gente obediente y parcializada a grandes grupos políticos que no nos hacen justicia.

¿Pueden recuperarse los documentos que se entregaron a la Secretaría Anticorrupción?

Claramente hay documentos que no se recuperarán, de todas maneras voy a insistir que me los devuelvan. Pese a que la comisión ya se ha cambiado, ya casi todos han renunciado, a excepción de la doctora (Dora) Ordoñez. Sin embargo, aquí en WhastApp tengo muchos mensajes, incluso hay pruebas que yo envié por este medio y que son fáciles de rescatar, como con Iván Granda. El último documento es la denuncia presentada en contra de todos estos ciudadanos que son culpables ante la señora fiscal, y hace cuatro meses atrás y hasta el día de hoy no se hace nada. Hay otras fuentes como los bancos, de las que sí podemos obtener pruebas.

¿Cómo se aplicó la figura legal de “habeas corpus preventivo” a Marcelo Vega aun cuando no está contemplado en la legislación ecuatoriana?

El habeas corpus preventivo no existe en el Ecuador; existe el habeas corpus, pero no preventivo. Esa legislación existe en Colombia, pero son tan hábiles que presentan en la ciudad de Cuenca en una sala y le niegan. Pasa a Quito y tres sinvergüenzas funcionarios de la Corte Nacional le dan el habeas corpus, le revocan la prisión preventiva y le ponen en libertad. A cambio le dan medidas de presentación periódicas ante la autoridad y prohibición de salida del país. Contra eso yo he protestado. Presenté la denuncia ante el Consejo Nacional de la Judicatura, la Corte Nacional de Justicia, la señora Fiscal, a derechos humanos, ante todos, pero todavía no tengo respuesta. En Quito, un juez dio un habeas corpus preventivo a favor de los señores Isaías, ese juez está fuera y siendo enjuiciado; sin embargo, aquí esperemos que se haga justicia. Nosotros seguiremos hasta las últimas consecuencias porque esos señores no deben estar en los juzgados impartiendo justicia sino en la cárcel por corruptos.

¿Qué opina del prolongado silencio en Cuenca respecto al caso Coopera?

La prensa ha hecho eco de mis declaraciones y denuncias, fue un “boom”. Al segundo día la señora (Doris) Soliz llamó a una rueda de prensa y cuando vio que yo salí y declaré no volvió a hablar más, al igual que el señor (José) Serrano. Parece que lo mejor en el país es callarse, con eso no pasa nada, nadie dice nada. Hay jueces y fiscales obedientes que no van a hacer nada. Si hablan yo voy a seguir hablando y ellos van a demostrar que sí son culpables. La señora Soliz ya abrió la boca un día y dijo: ´sí, yo sí hice eso, pero no hice ningún contrato, no he pasado fondos, pero yo sí di esos 10 millones 200 mil dólares a 234 personas´(…) Pero dio plata del Estado, y además dijo que tiene las pruebas de que ´sí mandó los 10 millones doscientos´. Entonces ¿qué más necesitábamos?, ´confesión de parte, relevo de prueba´, dice la ley. Ella mismo declara y las autoridades han dicho ´señora Soliz, le voy a presentar una denuncia, le voy a pedir captura, váyase.

¿Cómo califica la actuación de Dora Ordoñez e Iván Granda en este caso?

Iván Granda no hizo nada. Mandó una explosión sobre las desclasificaciones y lo que hizo fue hacerse popular a costilla nuestra. No hizo capturas porque también tiene compromisos. Él tiene compañeros como Paul Granda, exalcalde de Cuenca y está en el gobierno que condecoró a Rodrigo Aucay, exgerente de Coopera. ¿Cómo Iván puede ir en contra de sus compañeros? Lo que hace es decir que ´ya revisé todas las pruebas, están involucradas muchas personas que no quiero tocar, me voy´. La señora Ordoñez viene con un baño de popularidad diciendo ´señores, voy a acusar y presentar la denuncia en contra de la señora Soliz´. Yo salí, le dije las verdades y no volvió a decir una sola palabra, porque saben que tengo razón, que no soy político, no tengo compromisos con nadie. Ni me callo ni tengo miedo de nadie. Vamos a pedir que movilicen todas las denuncias que hemos presentado a ver si alguna autoridad que tenga pantalones hace justicia al pueblo ecuatoriano, aunque dudo mucho.

¿Se puede hacer una nueva evaluación de los bienes de Coopera para identificar un valor?

Ya se hizo una nueva evaluación por parte de la Secretaría Anticorrupción. Esos bienes que la señora Soliz con toda “sinceridad” dice que ha comprado por 10 millones, los nuevos evaluadores sacaron que esos bienes no llegan a los tres millones, es decir, a más de regalar nuestro dinero a 234 personas por compromisos políticos, existe un sobreprecio de más de siete millones.

¿Qué sucede con los otros involucrados, como es el caso de la relacionista pública de Coopera en aquel entonces, Vanessa Pinos?

Los que no están investigados ni detenidos gozan de buena salud, dinero, tienen parqueaderos enormes de carros, dinero en los paraísos fiscales, es decir, viven de lo mejor mientras ven sufrir y mendigar a los socios, a los dueños de la plata. Pero algún día Dios se encargará de ellos, porque el gozo no es solo el dinero.

¿Gran Sol aún es parte del presunto entramado de lavado de dinero de la red a la que supuestamente pertenecía Coopera?

Gran Sol es únicamente el nombre comercial de la cooperativa Prograservir, que nació por el regalo de la señora Soliz, porque en vista de que les estaba yendo supuestamente muy bien hacen el nombre comercial Gran Sol. Pero de los 234 que iniciaron, que 150 son empleados y el resto son proveedores pero no hay ni un solo socio para decir que les devolvieron la plata, quedan 120, porque se están acabando la plata. Según la señora Margarita Hernandez, superintendente de Economía Popular y Solidaria, están solicitando que les regalen o les presten  cinco millones, porque esa cooperativa se está yendo de pique. Supongamos que la señora Soliz compró para el Estado, ¿cuándo va a recuperar? Si esa plata no hay, quizá haya unos dos o tres millones vivos recuperando de las bancas y puertas viejas. De ahí se acabó (…) eso se llama peculado.