VII Festival de la Lira: aplausos

Jorge Dávila Vázquez

209

Rincón de Cultura

Al clausurar el VII Certamen Hispanoamericano de Poesía, Festival de la Lira, me pareció correcto pedir al público presente aplausos cálidos para una serie de personas ligadas al proyecto, en distintos campos, y la respuesta fue elocuente. Los asistentes sentían que era su obligación de afecto brindar unas fraternas palmas a quienes se habían esforzado por realizar una gran acción poética, inolvidable. A continuación, y seguramente en una entrega futura, reproduzco algunos fragmentos de ese discurso grato y solidario.
Empecé por hacer recuento del tiempo que nos tomó la planificación y desarrollo del Festival, más o menos 10 meses, en que trabajamos en equipo con Javier Muñoz, Presidente de la Fundación Cultural Banco del Austro; funcionarios de la entidad bancaria -en particular Pedro González, Lorena Díaz y Tatiana Durazno, respaldados siempre, por sus autoridades- y con el grupo ECO COMUNICACIONES, integrado por Gabriela Vélez Tamariz, María Isabel Roura, Alejandra Sánchez, Alexandra Urgilés y Cristina Amoroso. Fueron siempre preparativos pensados y realizados con mucho afán, pero no totalmente exitosos.
A veces, fallaban los poetas, tanto nacionales como extranjeros, que habiéndonos dado el sí, se “hacían el quite”, dejándonos doloridos y desalentados.
En otras, la salud fue inconveniente mayor: desde el cáncer que nos amargó la vida, hasta un virus desconocido, o un tremendo malestar social que impidió al invitado incluso llegar al aeropuerto; pasando por caídas, hipertensiones súbitas, fiebres de importancia, ataques de soberbia…
Pero no quise cometer injusticias, y rendí homenaje a los ausentes, que ya con un pie a la escalerilla del avión, debieron volver a casa: las mexicanas Gloria Hervitz y Elsa Cross; el boliviano Gabriel Chávez Casazola y Violeta Luna, en quien pensábamos que, con Sonia Manzano, nos daría a dúo los frutos de madurez poética de la patria. Reconozco que, con su carisma y riqueza expresiva, Sonia supo batirse heroicamente, sola, con éxito.
Gloria actuó de modo dinámico, como miembro del Jurado Internacional, a través de vídeo conferencia; ella y Elsa nos enviaron bellos textos, especialmente para la gente joven; para nuestros estudiantes de colegio, en particular. (O)