La labor de las aves rapaces

64
Especies como el águila andina, curiquingue y gallinazo de cabeza negra se exhibieron ayer. XCA

Aves como la lechuza de campanario, cuyo nombre científico es Tyto alba; y la águila de harris, conocida científicamente como Parabuteo unicintus, ayer fueron exhibidas afuera del teatro Pumapungo, en Cuenca.

Esto como parte de la conmemoración del Día Mundial de la Cetrería, que se cumple cada 16 de noviembre y cuyo objetivo es concienciar en la población la importancia del cuidado de la vida animal.

Esta celebración además se da, desde 2010, por la declaratoria de esta actividad como Patrimonio Cultural Inmaterial (PCI), decretado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

La cetrería está considerado como un arte milenario, que consiste, especialmente, en dar cuidado, conservar y entrenar especies rapaces para cazar presas silvestres en un medio en condiciones naturales.

En este encuentro también se pudo ver a un águila andina (Spizaetus isidori); un curiquingue (Phalcoboenus carunculatus); un gallinazo de cabeza negra (Coragyps atratus) y un águila pechinegra (Geranoaetus melanoleucus).

Todas son del Bioparque Zoológico Amaru, que tiene un programa de protección, cuidado y apoyo a tareas de rescate de animales, algunos de los que están en peligro de extinción.

Estefanía Calle, médico veterinario y voluntaria en este centro, destacó el rol que tienen las aves rapaces en la naturaleza, pues ayudan al control de plagas e incluso a prevenir contaminación.

Contó que actualmente tienen tres cóndores, los que son parte de un proyecto de reproducción, pues se trata de una especie que está en riesgo de desaparecer, por lo que es urgente su conservación.

Ella mostró un quilico (Falco sparverius) que fue traído desde el cantón Gualaceo, y un lechuza, que llegó desde Guarumales, en la provincia de Morona Santiago. Ambas salen para charlas educativas.

Ricardo Molina, biólogo y quien llegó desde Guayaquil, señaló que la cetrería es fundamental para el equilibrio de la fauna, la protección de cultivos y para la seguridad en aeropuertos.

Hay aeropuertos en los que los pájaros son un peligro latente para los aviones, pues pueden dañar los motores o incluso impedir la visibilidad…. Con las aves rapaces se evita la presencia de este riesgo…”, refirió.

Es común la utilización de la cetrería en plantaciones de uva para delimitar un territorio hostil para aves que se alimentan de estos sembríos, y para prevenir afecciones por heces de palomas.

A decir de Molina, actualmente en la legislación de Ecuador no está permitida la caza con esta modalidad, lo que considera que debe revisarse, dado que tiene beneficios (CSM)-(I)

DETALLE

Las cuatro especies que más se usan para cetrería son los halcones, águilas, aguilillas de harris y gavilanes o accipiter.

PALOMAS

En la celebración del Día Mundial de la Cetrería ayer en Cuenca participaron miembros de la Asociación Colombófilia de Cuenca, dedicada a la cría de palomas de carreras. Están igualmente en ocho ciudades del país.

Oscar Ochoa, presidente de esta agrupación, explicó que se trata de la especie Colombus livia, que con el entrenamiento que les dan pueden recorrer 1.500 kilómetros (km) de distancia y alcanzar 130 kilómetros por hora (km/h).

Indicó que en el séptimo mes de vida les colocan un anillo, que es un chip, en una de las patas, y lo conservan hasta su muerte. Participan en concurso para medir el tiempo que se demoran en regresar a sus casas.