Ópera infantil: Hay que salvar a  Meriterras, hay que salvar al mar

“Ciudad bajo el mar”, obra que, a más de su valor musical, busca crear conciencia ambiental ¿Qué sentirán los seres que habitan las profundidades de los océanos contaminados; si pudieran hablar, qué nos dirían sobre los islas de millones de kilómetros cuadrados que cubren parte de los mares? Los niños del coro del Conservatorio José María Rodríguez dieron las respuestas con la escenificación de la ópera infantil “Ciudad bajo el mar”, que de miércoles a viernes pusieron en escena en el teatro Casa de la Cultura.

39
Un momento registrado en el ensayo general de esta ópera, que los niños estrenaron en el país. PSR

Ciudad bajo el mar”, obra que, a más de su valor musical, busca crear conciencia ambiental

¿Qué sentirán los seres que habitan las profundidades de los océanos contaminados; si pudieran hablar, qué nos dirían sobre los islas de millones de kilómetros cuadrados que cubren parte de los mares? Los niños del coro del Conservatorio José María Rodríguez dieron las respuestas con la escenificación de la ópera infantil “Ciudad bajo el mar”, que de miércoles a viernes pusieron en escena en el teatro Casa de la Cultura.

Tres cantantes líricos adultos, diez niños solistas, 39 chicos en el coro y la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Cuenca llevaron al escenario una obra que conmueve e interroga.

Las historia, inspiración de la escritora Maritza Núñez y el compositor Nilo Velarde, ambos del Perú, cuentan lo que vive el mundo submarino de Meriterras, habitado por niños corales que renacen cada 25 años pero solo están vivos unas horas. Sin embargo, esta vez dos de ellos no pueden renacer, atrapados en los desechos plásticos de los océanos.

La música orquestal con especiales sonidos no convencionales como campanadas, narra, con intensidad y dramatismo el mundo marino, los pequeños en agonía ahogados en el plástico. Un niño, Elis, es enviado al mundo exterior en busca de ayuda.

Dos niños terrestres, Alejandra y Hugo, hallan en la playa al “niño con aletas”; con la ayuda de un inventor submarinista llevarán el mensaje urgente de salvar a los niños de Meriterras, de salvar el mar, evitando la contaminación.

Se enfrentarán a la incomprensión de autoridades y políticos pero finalmente vencerán. (AVB)-(I)

DETALLE

En el estreno, niños y niñas del coro y solistas actores fueron muy apladudidos. Son los primeros niños que hacen ópera en el país, dijo su directora María Eugenia Arias.