Acciones por conservar fuentes y controlar la calidad del agua

54
Ayer, los principales representantes de la Universidad Católica de Cuenca, sede Azogues, y el Municipio del cantón suscribieron dos convenios para realizar acciones por la conservación de las fuentes hídricas y calidad del agua.

Los proyectos vinculan a docentes, estudiantes y técnicos municipales para proteger el medioambiente.

Para impulsar proyectos que permitan la conservación de las cuencas hídricas de Azogues, además del monitoreo constante de la calidad del agua, ayer se suscribieron dos convenios entre la Universidad Católica de Cuenca, sede Azogues y el Municipio por la Empresa Pública de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento Ambiental (EMAPAL-EP).

Dicho acto se efectuó en el Paraninfo “Marco Vicuña” de la Universidad, con la presencia del rector Enrique Pozo, el alcalde Romel Sarmiento y el gerente general de EMAPAL-EP Santiago Luna. Además de los estudiantes, principalmente de la carrera de Ingeniería Ambiental, quienes participarán en la ejecución de los convenios que tienen dos años de vigencia.

Con el primer convenio suscrito se busca que por intermedio del Programa de Vinculación en Ciencias Exactas, Naturales y Tecnológicas se desarrollen acciones como el muestreo y documentación de la calidad del agua en captaciones, entradas y salidas de las plantas de tratamiento; el análisis de los parámetros de calidad del agua en los laboratorios del Centro de Investigación y Transferencia Tecnológica de la Universidad Católica.

Además, de la elaboración de guías metodológicas de interpretación de la calidad del agua para la socialización con las juntas parroquiales del cantón involucradas.

Con el segundo convenio se dará continuidad al Proyecto de Investigación Ambiental denominado “Caracterización hidroquímica de las quebradas que forman la microcuenca del río Tabacay”. El proyecto lleva año y medio en ejecución con el objetivo de conocer cuánto es el agua que posee dicha microcuenca para su optimización, considerando que es la única fuente que posee Azogues.

Importancia

En su intervención Enrique Pozo, rector de la Universidad Católica de Cuenca, comentó que en el tema medioambiental “estamos actuando tarde, enfrentando un problema que ha sido una permanente voz que no ha tenido eco, ni oído para articular los procesos dentro de la academia y de políticas públicas”. Citó puntualmente el estado actual del Burgay “que es un río que clama por ayuda”.

Pozo dijo que por tal motivo, la Universidad plantea encontrar alternativas que generen cambios trascendentales en la vida productiva de los pueblos, trabajando en conjunto con las autoridades locales.

De su lado, Romel Sarmiento, alcalde de Azogues, señaló que los convenios permitirán un fortalecimiento institucional y un trabajo directo con la comunidad para precautelar las fuentes hídricas. Dijo que el acercamiento con la academia también cristalizará muchos proyectos que tienen las comunidades en infraestructura sanitaria. (BPR)-(I)

VINCULADA

Participación estudiantil

Mauricio Ortega, estudiante de la carrera de Ingeniería Ambiental, destacó la participación estudiantil en los convenios suscritos que tienen como fin cuidar el medioambiente, siendo el agua parte fundamental del mismo.

Indicó que les permite trabajar directamente con la sociedad, especialmente con las comunidades aplicando los conocimientos adquiridos en sus años de estudio para promover soluciones efectivas a las problemáticas.

Se informó que alrededor de 50 estudiantes incluyendo quienes realizan sus tesis han participado e intervendrán en los proyectos sustentados en los dos convenios firmados por las dos instituciones. Principalmente, son jóvenes de los últimos años de la Universidad.