Putin abordará con Bolsonaro la situación en Bolivia durante la cumbre BRICS

47
Vladimir Putin, presidente de Rusia. EFE

El presidente ruso, Vladímir Putin, abordará con su homólogo brasileño, Jair Bolsonaro, la situación en Bolivia durante la cumbre que los líderes del foro BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) celebrarán el 13 y 14 de noviembre en Brasilia, según informó hoy el Kremlin.

“Con Bolsonaro ya hubo una reunión en Osaka. Ahora será una conversación más profunda. La agenda será, fundamentalmente, bilateral y, por supuesto, también (se tocarán) problemas internacionales y asuntos regionales, teniendo en cuenta la situación en Bolivia”, dijo Yuri Ushakov, asesor presidencial para Asuntos Internacionales.

Putin se entrevistará con el presidente brasileño el 14 de noviembre al término de la cumbre, en la que aprovechará para reunirse también con los líderes chino, Xi Jinping, e indio, el primer ministro Narendra Modi.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, informó hoy de que la situación en Bolivia, donde el presidente Evo Morales dimitió bajo presiones del Ejército, no afectará al viaje de Putin, que anuló el viaje a Chile justo antes de que se cancelara la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

“Estamos preocupados por la evolución de los acontecimientos…instamos a las fuerzas políticas bolivianas a la calma y a la búsqueda de un arreglo sobre la base del diálogo y la cooperación en aras de un pronto restablecimiento del orden constitucional y la garantía de los derechos de los ciudadanos”, dijo Ushakov.

El diplomático ruso expresó su confianza en que la comunidad internacional y, en particular, los países de la región y los vecinos de Bolivia actúen con responsabilidad y contención.

Con respecto a la situación de Morales, Peskov negó que el Kremlin hubiera mantenido contactos con el dimisionario mandatario o que éste hubiera solicitado asilo.

Y abogó por que el conflicto se solucione “sin injerencia” exterior, mientras que la Cancillería rusa manifestó que lo ocurrido en el país andino había seguido “un patrón de golpe de Estado”.

Diputados rusos denunciaron que Estados Unidos estaba detrás del “golpe de Estado” y vincularon la dimisión de Morales con los intentos de evitar un derramamiento de sangre. EFE