En 15 días se colocarán adornos navideños

20
Ricardo Medina, director de la Fundación Iluminar, del Municipio de Cuenca, informó que el árbol navideño tiene 35 metros (m). PSR

El árbol navideño, de 35 metros (m) de altura, que cada año instala la Fundación Iluminar, esta vez ya no estará en la plaza de El Otorongo, sino en el parque lineal de la avenida Veinticuatro de Mayo y Max Uhle.

Ricardo Medina, director de esta dependencia del Municipio de Cuenca, explicó que el objetivo es que la iluminación que se coloca en este armazón metálico sea visible desde todos los ángulos. Tiene 117.000 luces.

Cada año esta estructura, cuya base tiene unos 17 m, será armada en diferentes lugares de la urbe, con el fin, además, de incentivar el movimiento comercial y que los moradores se apropien del espacio público de sus zonas.

Medina señaló asimismo que un grupo de 20 estudiantes de la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) trabaja desde hoy en el cambio del papel con el que están forradas las piezas del nacimiento gigante.

En unos 15 días la Fundación Iluminar iniciará la colocación de todos estos elementos navideños, y en esta ocasión también habrá cambios en cuanto a la ubicación de las alegorías con luces de colores.

Habrá menos figuras sobre el río Tomebamba y estás se concentrarán en los puentes, en El Otorongo, a lo largo de la ruta del Tranvía Cuatro Ríos y en los pasajes que están en el centro histórico.

También habrá luces navideñas en algunos parques como el Tarqui-Guzho, en la avenida Doce de Octubre; y el Del Dragón, que está en la avenida De Las Américas. Igualmente en algunas parroquias rurales.

Este año también habrá una novedad: la iluminación en el puente Mariano Moreno, que conecta al parque De La Madre con el centro de la ciudad, tendrá luces que funcionan con energía solar.

Esto estará a cargo de alumnos de la Universidad Católica de Cuenca (Ucacue), quienes estudian una especialización en esta área. Harán el diseño y las conexiones.

La instalación de todos estos decorados navideños se hará por medio de contratistas, y para esto la municipalidad ha destinado un presupuesto total de cerca de 50.000 dólares.

Romel Urgilés, dirigente barril del sector de Misicata y miembro de la Unión de Barrios del Sur, considera acertada la decisión de que el árbol navideño cada año sea colocado en diferentes lugares.

Esta es una manera de incentivar a los vecinos para que se reúnan, para que se conozcan, para que se fomente esa cultura de vivir en comunidad, que con el tiempo la hemos ido perdiendo…”, expresó.

Para Urgilés es preciso que la Federación de Barrios de Cuenca (FBC) sea parte de esta iniciativa para que recomiende los sectores donde deben instalarse estos elementos navideños. (CSM)-(I)

DETALLE

Unos 50.000 dólares ha destinado el Municipio de Cuenca para el armado y colocación de adornos navideños.

PARROQUIAS

Juan Chillogalli, dirigente comunitario en la parroquia Llacao, considera que el plan de iluminación navideña que tiene la Fundación El Barranco, del Municipio de Cuenca, debe extenderse a las zonas rurales.

Claro que en los últimos años colocan algunas luces navideñas en los parques de algunas parroquias, pero todavía es insuficiente, pues siempre se privilegia a la ciudad con este tipo de iniciativas para las festividades…”, señaló.

Para Chillogalli es necesario que los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) y los comités barriales sean incluidos en estos proyectos, que incluso ayudarían a fomentar el turismo en los sectores rurales.