Faculta de Ingeniería cumple 80 años de trabajo en Cuenca

362
En 1939 se fundó la Facultad de Ciencias en la Universidad de Cuenca. Luego se la conocería como la Facultad de Ingeniería. AWM

Según la historia, varias fueron las penurias en el intento de creación de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Cuenca, aun así, la necesidad de enseñar las ciencias físicas eran latentes para el desarrollo infraestructural de la ciudad y del país.

Un primer intento se registró a principios de 1890, cuando la junta de gobierno de la Universidad de Cuenca decide que en la institución se enseñe la ingeniería civil. Con ello se formó la Facultad de Ciencias, no obstante, el dinero y la falta de profesores especializados provocó su desaparición.

Tendría que transcurrir casi medio siglo para que se vuelva a inaugurar la Facultad de Ciencias: el 9 de abril de 1939 se inaugura la nueva facultad que estaría compuesta por la Escuela Superior de Agrimensura, la Escuela Superior de Arquitectura, la Escuela Superior de Ingeniería Civil, la Escuela Superior de Minas y la Escuela Superior de Ingeniería Industrial.

Sin embargo, de todas las escuelas, la única que empezó a trabajar fue la de Ingeniería Civil con la participación de cuatro docentes. Desde entonces, la Facultad de Ciencias fue conocida como la Facultad de Ingeniería, y dentro de ella, años después se formaron nuevas carreras: en 1973 se crea la Escuela de Ingeniería Eléctrica, en 1992 se crea la Escuela de Informática, mientras que en el 2006 se forma la Escuela de Electrónica y Telecomunicaciones.

Evolución

Con el paso de los años, cada una de las carreras que se ofertan en la facultad han evolucionado a su manera, y para ello, los administradores de la Universidad de Cuenca han visto la necesidad de buscar los recursos para que la evolución vaya acorde a lo que sucede no solo en el país sino en el mundo.

“Contamos con laboratorios que pueden ser comparados con cualquier universidad prestigiosa del mundo. Tenemos, por ejemplo, un laboratorio de micro redes eléctricas, que sin temor a equivocarme, de los Estados Unidos hacia abajo no la tienen ninguna universidad, sola la tenemos nosotros”, dice Ángel Pino, decano de la Facultad de Ingeniería.

Los laboratorios han sido una de la prioridades de la Universidad de Cuenca debido a que con ellos los estudiantes aprenden a través de la experimentación. Una de las últimas adquisiciones fue tecnología para el laboratorio que está ubicado en el campus Balzay, en donde trabajarán todas las ingenierías. En él se han invertido alrededor de tres millones de dólares, según Pino.

Festividad

Por los 80 años, hoy, a partir de las 17:00, se llevará a cabo la sesión solemne, en donde se recordará la historia de la facultad. Además de ello, empresas como Centro Sur y Etapa entregarán reconocimientos por los profesionales que se graduaron en la Universidad de Cuenca como ingenieros y que aportaron al desarrollo de la ciudad.

Mujeres ingenieras

Un poco más de 1.000 jóvenes estudian en la Faculta de Ingeniería. De este número, 197 son mujeres. Y aunque el dato todavía es inferior si se compara entre los estudiantes, en los últimos años ha aumentado la presencia de mujeres en las carreras de ingenierías.

La carrera que más estudiantes mujeres tiene la facultad es en la de Ingeniería Civil: 105 jóvenes mujeres se matricularon para el ciclo septiembre-febrero. Para el decano, el número de mujeres en la facultad es importante ya que poco a poco desaparecen los prejuicios de estudiar una carrera ingenieril.

“Las mujeres se desenvuelven perfectamente bien. Y yo creo que tienen mejor rendimiento académico que los varones. Si uno ve los reconocimientos que se entregan, las chicas son las que se llevan más”, dice Pino. (AWM)-(I)