Un trabajo que aborda el “desastre” desde lenguajes estéticos.

36
Suamy Vallejo y Olmedo Alvarado serán parte de este proyecto a ejecutarse en Valdivia Chile. XCA

Pedacito de Cielo” es un proyecto que tiene como base a los aspectos de la situación humana, material, política, económica e histórica que provoca un desastre natural como es un terremoto.

Los precursores de Bienal Nómade toman estos aspectos para proponer dos programas dentro del mismo proyecto: Pedacito de Cielo en Bahía de Caráquez, Ecuador; y “Pedacito de Cielo” en la ciudad de Valdivia, en Chile. Los dos manejan la catástrofe como elemento estético.

La línea de los artistas y estudiosos de la Bienal Nómade es trabajar desde la catástrofe. El principio filosófico de estos proyectos no es nuevo para el colectivo, ellos han elaborado obras en cárceles, en hospitales abandonados, pronto irán a Polonia para trabajar en una abandonada catedral gótica, pero ahora se van por el tratamiento del “desastre” una situación que entra en esa dicotomía de lo bello y del sufrimiento.

Es el desastre que deja un terremoto lo que toman los impulsores del proyecto; y para ello quienes están dentro de esta forma de abordar los estragos de un fenómeno natural con lenguajes diversos se focalizan en el terremoto de Ecuador de abril de 2016, y en el terremoto del 22 de mayo de 1960 de Valdivia, en Chile.

El desastre de Valdivia

Para abordar lo del desastre de Valdivia, 23 artistas internacionales de Polonia, Argentina, Chile y cinco de Ecuador, habitarán y por diez días ese lugar. Durante siete días residirán en las cabañas de la Universidad Austral de Chile (UACH) lo que ellos lo califican como “viviendo sobre la tierra; allí prepararán su trabajo, para en los últimos tres días habitar en el barco, mientras la nave navega por las zonas donde fue el desastre.

En ese barco, los artistas instalarán su obra, lo que permitirá al barco convertirse en el contenedor de las propuestas, convirtiéndose entonces en la obra misma. Al final, el barco será anclado en el Museo de Arte Contemporáneo de Valdivia para que sea parte de la exposición del museo.

Se documentó la historia

Los 23 creadores trabajaran por delegaciones. Ellos se han documentado de la historia del terremoto de Valdivia que a la vez se acompañó de un Tsumani, un aluvión y la erupción de un volcán, este hecho natural está considerado como el peor registrado en latinoamérica y algo más, cambió el panorama geográfico, se formó un lago, se secaron otros y más aspectos.

El recorrido que harán en barco será para ver lo que queda de eso que estuvo en tierra, algunas puntas de iglesias y elementos que permitirán conocer y analizar el desastre y sus secuelas, como también sus cambios. Los integrantes del proyecto se acompañarán de un mitólogo, un historiador, recogerán testimonios de la gente de los pueblos. Cada expresión estética que podrá ser video, instalación, performance, surgirá del recorrido.

Mitología

Para la ejecución de este programa, Hernán Pacurucu ha investigado en la mitología, y para el caso de Valdivia, en la mitología Mapuche, especialmente en el dios del agua “Trentren vilu” y en el dios de la tierra “Caicai vilu”, dioses que se despiertan cuando el mapuche trata mal a la madre tierra.

El despertar de ellos es lo que genera el sacudón y por ende el terremoto. Estudiar al desastre (terremoto) como un eje de investigación estética ha tomado seis meses, un proyecto curatorial de Víctor Hugo Bravo y Hernán Pacurucu.

Dos de los artistas participantes

Olmedo Alvarado tiene claro la obra a ejecutar. Todo partirá desde un trabajo a realizar con niños y jóvenes de Valdivia. El artista motivará la construcción de un proyecto de ellos para ellos.

Olmedo tendrá conversaciones directas y la elaboración de elementos que estarán en la muestra. Todo eso se traducirá en un taller de grabado de dos días y con todo lo que de ello salga se hará una instalación. El taller se desarrollará en el taller de grabado de la Universidad Austral de Chile.

Suamy Vallejo

La artista cuencana se basará en la memoria y desde ella hablar de las transformaciones que ha tenido Valdivia y por ende Chile. Ella pretende mostrar una obra hecha con cemento, trabajo que parte de una fotografía histórica del lugar devastado. Una serigrafía que recogerá esa percepción de los escombros que dejara el terremoto. (BSG)-(I).