FUT recibe el apoyo de profesores jubilados

45
Fernando Vega, José Ochoa y Carlos Tinizhañay, dirigente del FUT en Azuay. PSR

El Frente Unitario de Trabajadores (FUT) en la provincia de Azuay confirmó ayer la movilización para este 30 de octubre y recibió el apoyo de la Coordinadora Nacional de Maestros Jubilados y de la Comisión Nacional Anticorrupción (CNA).

Carlos Tinizhañay, dirigente del FUT, indicó que este gremio no ha sido tomado en cuenta en las mesas de diálogo que propuso Lenín Moreno, presidente del Ecuador, luego de la derogatoria del decreto ejecutivo 883.

Además tampoco ha recibido una respuesta afirmativa al pedido de dejar sin efecto las propuestas de reforma al Código del Trabajo, que propone el Ejecutivo y que deben ser tratadas por la Asamblea Nacional.

Realmente no hay voluntad de diálogo por parte del señor presidente, pero si se reunió con la CUT (Central Unitaria de Trabajadores) y con otros que también son aliados del gobierno (…)”, dijo.

Tinizhañay a nombre del FUT se solidarizó con Yaku Pérez, prefecto de Azuay, contra quien hay una denuncia por haber participado en la toma de las instalaciones de la Asamblea Nacional.

Anunció que este jueves tendrán una asamblea provincial, y esto se repetirá a nivel nacional, para adoptar algunas resoluciones para la jornada de protesta, que en el caso de Cuenca, será en el centro histórico.

José Ochoa, representante nacional de los maestros jubilados, indicó que se sumarán a la movilización convocada por el FUT, y además indicó que este miércoles se reunirán en Quito.

Asimismo denunció que el Gobierno Nacional a pesar de los acuerdos con los exdocentes no ha cumplido el pago del incentivo jubilar de manera continúa, pues los trámites se han estancado.

Para Fernando Vega, miembro de la CNA en Azuay, el anuncio del gobierno en cuanto a que no dialogará con el FUT es parte de una estrategia que no es honesta ni trasparente.

Por qué se dejan de lado en los diálogos temas que tarde o temprano van a generar conflictos en la sociedad, me parece a mi que negarse a dialogar con los compañeros del FUT es un acto de arbitrariedad y discriminación…”, dijo. (CSM)-(I)