A concertar

Luis Ochoa Maldonado

23

Alguien gano con el conflicto de octubre, lo dudo, por la alarmante fractura social que se mantiene endémica, el desempleo del 60% de las personas en capacidad de trabajo, un estado con rentas escuálidas hasta para pagar sus obligaciones, el campo sin integrarse al trabajo productivo con mecanización, sin capacitación e integración a servicios básicos inclusive, desnutrición infantil sobre el 30% de menores de 5 años, con vías en mal estado, etc. Que requieren y espero sea la oportunidad de revertir estas situaciones con un trabajo consensuado entre quienes lideran la movilización y el gobierno, para lo cual hay que empezar deponiendo actitudes extremas y dogmáticas de lado y lado.

Si no se dialoga entre personas que defienden intereses encontrados, con la anuencia de mediadores de naciones unidas, como una oportunidad dc resolver conflictos, entonces que estamos esperando acaso otra revuelta que termine con la democracia, decrecimiento productivo, recesión económica y estancamiento nacional en todos los órdenes, que nos perjudica a todos, por cuanto la ceguera política y el asistencialismo no nos permite hasta la presente fecha despegar como quisiéramos, cuando nos acostumbramos a la ficción del derroche a base de endeudamiento, que hay que pagar algún día, como el que ha correspondido afrontar a este gobierno, por ejemplo con el desembolso al IESS de 1400 millones por año, que elimino el anterior régimen o los pendientes de los jubilados desde el año 2009 .

La estructura del estado no ha permitido un dialogo fluido que se nota ante los hechos suscitados, mientras estaban conversando entre algunos sectores sin integrar a los representantes de los grupos sociales, a los prefectos y alcaldes del país. Por lo tanto, es hora de repensar a la integración nacional participativa en la toma de decisiones entre las que se cuentan a la atención a nivel local, en el cumplimiento de las políticas nacionales de la prestación de los servicios básicos como de salud, educación y seguridad para hacerlos más eficientes, que al saber de su realidad a primera mano asume la comunidad la oportunidad de mejorar su calidad de vida por sí mismo. (O)