Juegos Nacionales: Azuay vuelve a reinar en triatlón de menores

En la clasificación general se impuso a Pichincha e Imbabura con cuatro medallas de oro y dos de plata

38
Tomás Chica (I), Cecilia Fárez, Renata Pesántez, Emily Chávez, Melani Ortiz, Erick Barba y Andy Barro festejaron el campeonato en la línea de meta ubicada en la Av. Doce de Abril. DOU

Después de dos días de competencias, Azuay se proclamó campeón general de triatlón en los XIV Juegos Nacionales de Menores. El título se consolidó con el triunfo en la modalidad relevos que se desarrolló por el sector del Complejo Bolivariano.

La delegación anfitriona se presentó con Renata Pesántez, Erik Barba, Melani Ortiz y Andy Barros. Cada uno tenía que cubrir 100 metros de natación, 3 km de ciclismo y 1 km de atletismo. Con 51 minutos y 43 segundos se impusieron a las provincias de Pichincha (53 minutos) e Imbabura (54m44s). En la premiación general también recibieron la medalla los azuayos Emily Chávez y Tomás Chica.

Las sonrisas de los padres brillaban de felicidad al ver a sus hijos como eran consagrados como los mejores del país en su categoría. Marta Guazhambo, madre de Erik, sentía que los sacrificios que hacen a diario no fueron en vano. “A veces por el tráfico y porque los conductores no respetan a los ciclistas les toca a ellos madrugar para entrenar”.

A Patricio Chica le viene a la mente todo el esfuerzo que implica movilizar a un deportista para que no pierda los entrenamientos y luego motivarle para que no descuide los estudios. “Han cosechado todo lo que se han esforzado.

“Mi hijo entrena diariamente cuatro horas… A veces alcanza a hacer los deberes antes del entrenamiento si no en la noche recién abre los cuadernos y nosotros como papás tenemos que apoyarles y pedirles que se esfuercen para que no descuiden esa parte que también es importante”.

Andrés Pesántez fue triatleta. Su experiencia hace que guíe a su hija para que siga el proceso adecuado, más cuando Renata sigue en proceso de recuperación por un proceso quirúrgico que tuvo hace un año.

“Regresó desesperada por coger su nivel de nuevo y se volvió a lesionar. Hace seis meses que está en rehabilitación continua porque en el entrenamiento protege la lesión de la pierna derecha y sobrecarga la izquierda… Después de estos Juegos, que era el objetivo de este año, vamos a descansar… la lesión está crónica, es niña todavía y no podemos truncar lo que a largo plazo se puede esperar de ella”.

Expectativas

La entrenadora Cecilia Fárez es la artífice para que la provincia cuente cada año con una buena reserva de triatletas en todas las categorías. “Ha sido un gran año de trabajo, creo que se superaron las expectativas. Sabíamos que teníamos un fuerte rival, Pichincha, que estaba casi repitiendo con su delegación la versión del año anterior de los Juegos Nacionales donde nosotros ocupamos el segundo lugar”.

Tener a cargo las bases implica una gran responsabilidad. No todo es trabajo físico y técnico. Por su corta edad (13 años), Fárez resalta que la parte “emocional y psicológica juega bastante”. El 23 de noviembre asistirán a la última válida del campeonato nacional.

Fárez agradeció por el apoyo a los padres de familia, a la Federación Deportiva del Azuay así como a la empresa privada como Podium y Physioliforce. (BST)-(D)