Crearán Centro de Interpretación del Patrimonio Cultural

55

Desde el inicio de la nueva administración del Municipio de Cuenca, presidido por el alcalde Pedro Palacios, se determinó como proyecto prioritario dentro del casco histórico, la restauración para poner en valor al local del ex colegio Francisco Febres Cordero.

Felipe Manosalvas, director de Areas Históricas y Patrimoniales del Municipio informó que el uso que prevén darle al local restaurado es para educación, con la instalación de la sede de interpretación del Patrimonio Cultural del cantón Cuenca, que implica contar con equipamientos que sirvan para el aprendizaje y difusión del patrimonio cultural de la región y el cantón, debido a su localización estratégica, donde primero se podrá conocer el edificio y luego a través del mismo, el patrimonio del Azuay y de toda la región.

En el lugar invitarán a conocer otros sitios patrimoniales como por ejemplo Paredones de Molleturo, y la Curaduría tiene que invitar a la ciudadanía a visitar este espacio. También lugares del Centro Histórico como San Francisco, entre otros.

Estudios técnicos

Felipe Manosalvas informó que al momento están llevando a cabo los estudios técnicos, para tener la documentación que permita tomar decisiones sobre lo que deberán intervenir en este bien patrimonial.

Tienen el estudio arquitectónico y está pendiente hacer un estudio arqueológico que lo están programando. Lo que actualmente hacen es un análisis de las patologías, que ha llevado casi tres meses, para ver los daños y sus causas, de tal manera que hay que actuar para que no vuelvan a surgir los daños. Este un proyecto que están por concluir, explicó el funcionario.

Para el 2020, van a realizar las obras que consistirán en estabilizar el edificio que tiene problemas estructurales, eliminar elementos agregados como playwoods, divisiones que se hicieron y que no tienen mucho valor.

También van a corregir la cubierta, porque hay bastantes goteras, que se van a intervenir.

El estudio puede durar un año, pero mientras tanto van haciendo las obras que sí se pueden realizar.

Cabe indicar, que la antigua edificación tiene muchos murales y pintura tabular, cuya intervención demorará más y por eso se prevé que el Centro podría funcionar en 2021.

Hay un estimado de ocho millones de dólares que costaría el proyecto completo y están gestionando un crédito para ello. Adicionalmente tienen un presupuesto de 700.000 dólares para las obras de estabilización, explicó.

El Centro de Interpretación estará abierto a todo público y también habrá oficinas que capaciten en el mundo de la arqueología, con una educación lúdica.

Se conoce que este edificio fue creado en el año 1892 y fue una institución educativa de los hermanos cristianos. También albergó a la primera escuela de pintura que se instaló en 1893. Hasta hace un par de años, también acogió a la unidad educativa Francisco Febres Cordero. (COR) (I)