Ratifican sentencia de 16 años de cárcel por secuestro de niño venezolano

Jueces rechazaron el recurso de apelación que fue interpuesto por una de las sentenciadas.

43
En agosto de 2018, en Cuenca, la Policía ejecutó un operativo para recuperar a un niño secuestrado.

La Sala de Garantías Penales del Azuay rechazó el recurso de apelación interpuesto por Neisa S. y ratificó la sentencia de 16 años de privación de libertad por el secuestro extorsivo y la alteración de la identidad del niño venezolano Sebastián.

En la audiencia de apelación, los jueces también confirmaron que Neisa S. debe cancelar 4.000 dólares como reparación integral a la madre del niño.

En este caso también están sentenciados Mayra M. y Wilson M., a tres años de privación de libertad, en calidad de autores, por alteración de identidad.

Asimismo, el Registro Civil deberá anular el documento de inscripción del infante, quien –luego del secuestro– fue inscrito con otra identidad en las oficinas de Cuenca.

Las pruebas recopiladas en la investigación demostraron que el 19 de julio de 2018, en Villa del Rosario, norte de Santander, en la frontera entre Colombia y Venezuela, Neisa se ganó la confianza de la madre del niño, Sandybell I., y con engaños secuestró al menor de 18 meses y huyó hasta Bogotá, Cali y finalmente a Cuenca.

Según un informe de la Fiscalía, la sentenciada secuestró al niño con la finalidad de engañar a su exconviviente, George M. –de nacionalidad austriaca–, quien regresó a Ecuador el 27 de julio de 2018 para conocer a su supuesto hijo.

Cinco días después, Neisa y George inscribieron a Sebastián en el Registro Civil de Cuenca como hijo de ellos, con el nombre de Walter Paúl M. S. Además, obtuvieron la cédula de ciudadanía, cambiando la identidad del niño.

En el Registro Civil, Wilson y Mayra se ratificaron en lo manifestado en una declaración juramentada, en la que dejaron constancia de que Neisa supuestamente había dado a luz a un niño en su domicilio, en noviembre de 2016. (KOQ)-(I)

El niño Sebastián fue rescatado durante un operativo ejecutado en agosto de 2018, en el que se allanó un domicilio ubicado en la parroquia El Batán.