Jóvenes defienden que la lucha por el clima pasa también por la agricultura

38

Jóvenes invitados por primera vez a un foro de la ONU en Roma reivindicaron que la lucha por el clima incluya garantizar una agricultura sostenible, de la que quieren formar parte sin sentirse excluidos.

En la última jornada de la reunión anual del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial, una plataforma intergubernamental abierta a la participación de empresas y grupos civiles, la activista india Nasmin Choudhury subrayó que la crisis del clima también es la de la agricultura.

“Para tener una vida sana, tenemos que cuidar la Tierra y practicar una agricultura sostenible, y en ese sentido los pequeños productores cumplen un papel fundamental”, señaló.

Los desastres naturales vinculados al cambio climático afectan especialmente a las comunidades rurales de países en desarrollo como Mozambique, arrasado en marzo pasado por dos ciclones que causaron cientos de muertos y la pérdida de 800.000 hectáreas de cultivo.

Procedente de ese país, Nzira Deus, de la Marcha mundial de mujeres, se quejó de que se haya ignorado a los jóvenes en las mesas de diálogo creadas para las tareas de reconstrucción y pidió que se consulte a los miembros de su generación, “participantes activos” en el campo.

La integrante de la Unión Nacional de Agricultores de Canadá Jessie MacInnis aseguró que los jóvenes agricultores como ella también están sufriendo la escasez de agua, veranos más cálidos o el impacto de plagas como consecuencia del calentamiento global.

“Necesitamos ser incluidos en las estrategias de adaptación y mitigación de los efectos del cambio climático”, dijo MacInnis, defensora de que los jóvenes permanezcan en el campo, pero sin el “control” que sobre ellos quieren ejercer las grandes empresas que dominan actualmente la tecnología agrícola.

Chatrika Sewwandi, de la Federación de mujeres de Sri Lanka, lamentó que los productores en Asia solo quieran ver a sus hijos llegar a ser “doctores” debido a las grandes dificultades de la vida en el campo.

“Mi sueño es ver a los jóvenes dedicándose a la agroecología, entendiendo sus valores y controlando sus propios recursos”, agregó, para lo que pidió a las autoridades a dialogar con ellos y ofrecerles conocimientos prácticos para desempeñar esa tarea.

Un mayor acceso a los servicios sociales en las áreas rurales y medios para desarrollarse en un entorno digital fueron otras de las demandas que hicieron los representantes juveniles.

Según datos de la ONU, de los 1.200 millones de personas con edades comprendidas entre los 15 y los 24 años, cerca de mil millones viven en países en desarrollo, la mitad de ellos en zonas rurales.

En todo el mundo los jóvenes han protagonizado manifestaciones reclamando acciones más enérgicas para hacer frente a la emergencia climática y reducir las emisiones contaminantes, de las que la agricultura es causa importante. EFE