“El Mercurio” y nuestra historia

Tito Astudillo y A.

37

Diario “El Mercurio” de Cuenca, cumple noventa y cinco años de vida al servicio de la colectividad cuencana, azuaya y regional, esto es un siglo de registro, diario, de la dinámica social de una ciudad, provincia y región, que han construido su porvenir casi en soledad, por el aislamiento sufrido históricamente por los pueblos del Austro, crecimiento expresado en múltiples aspectos, que al final aportan a la configuraron una genuina tradición cultural como identidad.
En este contexto, diario “El Mercurio”, cumpliendo su función de comunicación social de manera oportuna, veraz, plural e independiente, contribuye también a entender la historia de nuestra ciudad y región, porque en sus páginas se registraron, día a día, todo el acontecer de una sociedad en desarrollo, convirtiéndose en un archivo de primera elección a la hora de investigar la evolución de la sociedad cuencana y austral en sus diferentes horizontes: políticos, religiosos, económicos, culturales,…, en fin, de todo el acontecer en la construcción de su destino, como documentando su historia, en tanto ciencia social que nos ofrece los elementos para reconstruir el pasado, como dice Bolívar Cárdenas, y justamente en las páginas de “El Mercurio” están registrados cien años del enramado social que definen su devenir, presencia y tradición.
Creo que la historia puede escribirse desde lo local a través de un acercamiento desde su imaginario y a la luz de testimonios y documentos verídicos, como los textos e imágenes perennizados en las páginas de diario “El Mercurio”: crónicas, reportajes, artículos de reflexión, entrevistas, anuncios clasificados, publicidad, dibujos, caricaturas, fotografías y toda la riqueza documental registrada diariamente, en 95 años; esto es, casi un siglo de respaldar nuestra historia. (O)