Mariangel Loja, diamante azuayo del baloncesto U17

La cuencana ha sido constante en las convocatorias de Miguel Salvitelli para el Sudamericano de Barranquilla

75
Mariangel Loja (D) en uno de los últimos microciclos de la Tricolor. Cortesía

La azuaya Mariangel Loja es una de las aspirantes a integrar la selección nacional para el Campeonato Sudamericano Femenino de Basketball U17 que se celebrará del cuatro al nueve de noviembre en Barraquilla, Colombia. Ecuador integra el Grupo A con Brasil, Venezuela y Paraguay.

– ¿Cómo se siente saber que está entre las mejores del país en esta categoría?
La verdad ha sido una sorpresa. Cuando me llamaron la primera vez me puse súper nerviosa, no sabía cómo era estar allí. Ya cuando se fueron repitiendo los microciclos ya sabía a lo que iba y sentía una gran emoción.

– ¿Cómo son las concentraciones?
Es bastante esfuerzo físico. Tenemos que estar físicamente de lo mejor porque nos exigen bastante. También hacemos pesas. Cuando regreso a Cuenca me toca ir al gimnasio de la Federación (Deportiva del Azuay) para poder estar al ritmo.

– ¿Qué está prohibido hacer en las concentraciones?
No desconcentrarse, hay que estar muy atentas en cada entrenamiento. Normalmente entrenamos dos veces por día, una en la mañana después del desayuno y una en la tarde. Obviamente nos quitan los teléfonos para dormir… Acabamos el entrenamiento a las 11:00, almorzamos, descansamos y volvemos a entrenar como a las 17:00, de allí hasta las 20:00 y después a dormir.

– ¿En qué posición se maneja regularmente?
En el equipo estoy de base. Por lo general en la Federación (del Azuay) también sé jugar de base y alero, alternamos.

– ¿Cómo está la competencia en esa posición?
Estamos cuatro bases y por lo general saben llevar a dos, máximo tres. Entonces por ese lado como que si tengo oportunidad.

– ¿Cómo empezó en el baloncesto?
Empecé jugando en la Escuela Teresa Valsé con el profe Cristian Zúñiga, él me formó. Yo estaba en ballet pero me gustaba el básquet y mi mamá me puso en una Colonia Vacacional. El profe me observó y como tenía más o menos habilidad me dijo que entrene en la selección de la escuela. Como no me alcanzaba el tiempo para entrenar, dejé el ballet. Me cambié también al colegio La Asunción, es mi último año y va a ser mi último colegial. A los 12 años me llamaron a la Federación del Azuay. Al principio fue súper difícil. Mi estatura es un poco pequeña (160 cm) entonces si se me hizo complicado. Con el paso del tiempo, con esfuerzo he logrado ser titular y ahora está la convocatoria de la preselección (nacional).

– ¿A quién sigue de cerca?
A Belén Carpio (azuaya), me parece una jugadora súper hábil, le admiro mucho. También a (Stephen) Curry (base de los Golden State Warriors). Para jugar en la NBA si es medio pequeño (191 cm) pero siempre ha demostrado que puede ser un excelente jugador y eso me inspira para seguir cada día.

– A usted le dicen Pichi, Pichu ¿Por qué?
Desde chiquita, mi mami dice que yo tenía la boquita pequeña y me decían pitimucha, luego le acortaron y me decían Pichi. Una vez a mi mami en un partido en la escuela se le salió ¡dale pichi!, mis amigas escucharon y se quedaron así como qué onda, no tiene nada que ver con tu nombre. Como Mariangel es muy largo me empezaron a decir Pichi. En el colegio me cambiaron a Pichu…

– ¿Cuáles son sus pasatiempos?
Me gusta ver bastantes películas, cuando tengo plata me voy al cine, pero la mayoría de veces suelo quedarme en la casa viendo películas con mi familia… Me gusta de todo pero más de comedia o románticas.

– ¿Alguna especial que le dejó un mensaje?
Me gusta bastante ‘En busca de la felicidad’ con Will Smith. Me recuerda bastante a mi papá y todo lo que ha hecho por nosotros, por la familia, como se esfuerza cada día para sacarnos adelante. (BST)-(D)

FICHA TÉCNICA

Nombre: Mariangel Loja Arizábala
Edad: 17 años
Padres: Esteban Loja, Jeimy Arizábala
Hermanos: Pamela, Melissa y Josué (entrena tiro con arco).
Trayectoria: Seleccionada provincial en las categorías Menores, Prejuvenil y Juvenil. Uno de los mejores logros que recuerda es el vicecampeonato en Juegos Nacionales de Menores ‘Guayas 2015’ cuando quedaron a un punto de Pichincha.