Las protestas se concentran en Azogues

101
Manifestantes de diferentes cantones de la provincia, ayer se tomaron la Gobernación del Cañar en rechazo a las medidas económicas del Gobierno Nacional. Entre los manifestantes estuvieron campesinos, trabajadores y más sectores de la población.

Miles de personas de diferentes cantones de la provincia rechazaron las medidas económicas.

Con la consigna “El pueblo unido jamás será vencido”, ayer miles de personas provenientes de diferentes cantones de la provincia del Cañar llegaron hacia el Parque Central de Azogues para mostrar su rechazo a las últimas medidas económicas decretadas por el Gobierno. Esto, en el marco de la Huelga Nacional liderada por el movimiento indígena y las organizaciones sociales.

Los manifestantes salieron desde tempranas horas de los diferentes cantones. Se observó caravanas de personas y vehículos por la Panamericana con dirección hacia la capital de la provincia con banderas y pancartas en sus manos, dando a conocer su malestar por las medidas económicas, especialmente por la eliminación de los subsidios a los combustibles (Extra, Ecopaís y Diesel).

En su paso, las delegaciones de Suscal, El Tambo, Cañar y Biblián en su mayoría pertenecientes a la Unión Provincial de Cooperativas y Comunas del Cañar (UPCCC) y la Tucayta recibían el apoyo del resto de ciudadanos que se apostaron en la Panamericana.

Alrededor del mediodía llegaron a Azogues, donde los aguardaban manifestantes de las organizaciones sociales, estudiantes, gremios de transportistas, entre otros sectores de la población.

Aquí, se sumaron a la protesta la Federación Unitaria de Organizaciones Sindicales del Cañar (FUOS), la Unión Nacional de Educadores (UNE), incluso los habitantes de las parroquias orientales de Azogues.

Toma

Gran parte de los manifestantes ingresaron por la calle Simón Bolívar, considerada como una de las principales arterias comerciales de la ciudad, hacia el Parque Central, principalmente a los bajos de la Gobernación del Cañar.

Inicialmente, la protesta se caracterizó por la expresión de consignas contra el Gobierno Nacional, pero alrededor de las 13:00, un grupo de los manifestantes rompieron el cerco metálico, y a pesar de la presencia de agentes de la Policía Nacional y del Ejército Ecuatoriano, se tomaron el edificio de la Gobernación.

En el interior, provocaron daños, especialmente a los ventanales que ya fueron afectados en días atrás durante las primeras manifestaciones en contra de las medidas económicas, incluso a través de estos, mostraron banderas del país, la provincia y el movimiento indígena. Por fortuna, en ese instante no se encontraban autoridades, ni empleados de la institución, pues el día previo se comunicó de la suspensión de labores en el sector público.

Posteriormente, se calmaron los ánimos y los manifestantes salieron del edificio de la Gobernación, considerado un bien patrimonial, y se ubicaron nuevamente en los exteriores para seguir protestando (hasta las 16:00, cierre de la edición de Diario El Mercurio, no se presentaron mayores inconvenientes).

Secuelas

Debido a las manifestaciones de ayer, la mayoría de los locales ubicados en el centro de Azogues cerraron sus puertas para evitar cualquier situación que ponga en riesgo sus labores.

También la Empresa de Transporte Urbano de Azogues (TRURAZ) no brindó su servicio, y se prevé que, si las manifestaciones continúan en días posteriores y no existen garantías para laborar, continuarán con la medida para evitar daños en sus 42 unidades.

De la misma manera, el servicio de taxis se suspendió, y los buses que sirven a Cuenca no pudieron prestar su servicio por interrupciones en la Autopista. (BPR)-(I)