El Gobierno califica de “secuestro” la retención de policías por indígenas

39
Indígenas participan en una concentración este jueves en la Casa Cultural de Quito (Ecuador). La Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (Conaie) pidió este jueves al Ejército que retire su apoyo al presidente Lenín Moreno, en medio de una agudización de la crisis ante las masivas protestas en el país por las medidas económicas del Gobierno. EFE/ José Jácome

El secretario general de la Presidencia de Ecuador, José Augusto Briones, calificó este jueves de “secuestro” la retención de ocho agentes de la Policía por manifestantes indígenas, en la sede de la Casa de la Cultura en Quito, en el marco de la crisis por las protestas masivas contra el Gobierno.

“En este momento hay ciudadanos ecuatorianos secuestrados en la Casa de la Cultura. Seis policías fueron retenidos y a 27 periodistas de distintos medios de comunicación no se les ha permitido salir como es su voluntad”, dijo el alto funcionario en una cadena nacional transmitida por televisión.

Uno de los agentes retenidos en la Casa de la Cultura confirmó, sin embargo, que los retenidos son ocho (y no seis), una mujer entre ellos.

“A nombre del Gobierno Nacional demandamos que cualquier proceso de diálogo se haga en el marco de la paz y para ello, la liberación de los policías y periodistas es una condición fundamental”, indicó Briones.

Un representante indígena acompañó al cámara de la agencia Efe a los exteriores de la Casa de la Cultura para transmitir las imágenes de la protesta, pero se aseguró de que ingresara nuevamente a la edificación.

Ecuador cumple hoy una semana de protestas ciudadanas que estallaron tras la eliminación del subsidio a los combustibles, en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La retención de los agentes del orden se dio un día después de una multitudinaria marcha de los indígenas y en una jornada en la que la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) se declarara “de luto” por la muerte de un dirigente en las protestas, información corroborada por la Defensoría del Pueblo.

Briones confirmó la muerte de un ecuatoriano ayer por “una caída y golpe en su cabeza en las manifestaciones llevadas adelante en Quito”.

De acuerdo con el funcionario, esa muerte se suma a la de una persona que “fue atropellada (…) por un conductor amedrentado por los manifestantes” en días pasados en el sur del país.

Según la Defensoría del Pueblo, a esos dos casos se suma la muerte de tres personas a principios de esta semana tras “caer” de un puente en medio de una protesta en Quito.

“Como lo hemos venido manifestando, somos un Gobierno que dialoga y toma decisiones, siempre beneficiando el bien común. Reiteramos nuestra disposición al diálogo, siempre en el marco de la paz, todos queremos trabajar, que nuestros hijos puedan ir a estudiar”, señaló el funcionario.

El secretario general de la Presidencia aseguró que el país poco a poco retoma la tranquilidad.

“Hoy, Quito, Guayaquil y más del 70 por ciento de las ciudades del Ecuador están en paz. Es el momento de deponer posiciones intransigentes y devolver a todos los ecuatorianos la tranquilidad, para ello necesitamos orden porque todos queremos trabajar y vivir en paz”, subrayó. EFE