Protestas dejan destrucción en el centro de Cuenca

109
Al menos 100.000 dólares se necesitarán para reparar los daños que quedan de las manifestaciones en el centro de Cuenca. PSR

Al menos 40.000 dólares representan los daños al equipamiento e infraestructura del proyecto Tranvía Cuatro Ríos provocados durante estos días de protesta, en el Centro Histórico de Cuenca.

La Unidad Ejecutora del Proyecto Tranvía (UEPT), cuya directora es Carolina Ormaza, ha identificado seis cabezas semafóricas rotas; dos cámaras de vigilancia dañadas y un equipo de videovigilancia sustraído.

Además dos reguladores de tráfico aplastados y otros hurtado, y asimismo algunos tramos de las rieles tranviarias están afectados porque se encendió fuego sobre las mismas. Esto último provocó que los enchaquetados se calcinen.

La Empresa de Movilidad (EMOV EP), del Municipio de Cuenca, también reportó daños y roturas de sellos en las estaciones de la Bici Pública productos de actos vandálicos, que quedaron registrados en cámaras de seguridad.

La municipalidad igualmente ha identificado afectaciones en el centro como rotura de bolardos y bordillos; retiro de adoquines; paredes y pisos machados con basura; y sustracción de protecciones metálicas de alcantarillas.

También: grafitis pintados en bienes patrimoniales; roturas en macetas, plantas y protecciones en la Plaza de San Francisco, así como mobiliario y señalética movidos de sus sitios.

De acuerdo con el cabildo la reparación de estos daños representan un gasto de por lo menos 50.000 dólares, por lo que se calcula que unos 100.000 dólares se necesitarán para estos arreglos.

No obstante para el final de esta semana se espera un informe oficial del municipio y de la Gobernación de Azuay para conocer un estimado de otros daños a estructuras patrimoniales e instituciones gubernamentales.

Las manifestaciones igualmente han dejado graves daños, en puertas y ventanas de locales comerciales y cajeros de entidades bancarias en la zona céntrica de la urbe.

El Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INP) rechazó públicamente los atentados contra varios bienes patrimoniales en Cuenca registrados durante las jornadas de protestas.

Instamos a la ciudadanía a tomar conciencia de que estos bienes forman parte importante de nuestra historia e identidad, además de ser parte del patrimonio cultural de la humanidad…”, informó en un comunicado.

La destrucción deliberada del patrimonio cultural se encuentra tipificada como delito en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) con penas de privación de libertad de uno a tres años.

El artículo 237 de este cuerpo legal determinar que cuando no sea posible la reconstrucción o restauración del bien objeto de la infracción, se aplicará el máximo de la pena privativa de libertad.

La Municipalidad de Cuenca deberá evaluar los daños, en ejercicio de su competencia, y realizar las acciones necesarias…”, escribió en un comunicado esta cartera de Estado.

Carlos Ugalde, arquitecto, en un recorrido en el centro documentó con fotografías los principales daños. Los encontró en las calles Gran Colombia, Bolívar y Presidente Córdova, y en las cercanías del edificio de la Gobernación de Azuay.

No puede ser posible que cada mañana encontremos el centro histórico con vallas para evitar que vándalos causen daños, no podemos vivir en medio de murallas por unos pocos violentos…”, señaló. (CSM)-(I)

Protesta

La mañana de ayer dueños de busetas escolares marcharon por el Centro Histórico de Cuenca para rechazar las medidas económicas dispuestas por el Gobierno Nacional.

Milton Solano, dueño de una unidad, señaló que el retiro del subsidio de los combustible, que provocó un incremento en el precio de la gasolina y diésel, lo que afecta en su trabajo.

Para nosotros es muy difícil incrementar el precio de nuestros servicio, pero con el precio del diésel y gasolina se nos hace difícil financiar la operación de nuestras unidades…”, dijo.

Contó que han solicitado una reunión con la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y el Municipio de Cuenca para pedir una reducción en el pago de permisos e impuestos con el fin de compensar el incremento de los combustibles.

El presidente (Lenín Moreno) debe darse cuenta que con esto de los combustibles nos afectamos a todos, somos personas que mantenemos familias con nuestro trabajo y con estos precios no podremos trabajar…”, dijo. (CSM)-(I)