Panamá expresa apoyo al Gobierno de Ecuador y su preocupación por violencia

21

Panamá expresó su apoyo al Gobierno y autoridades legítimas de Ecuador así como su preocupación por la violencia en ese país, que está bajo estado de excepción y es escenario de manifestaciones callejeras en contra de un paquete de medidas económicas decretadas por recomendación del FMI.

En un comunicado, el Ministerio panameño de Relaciones Exteriores manifestó “su preocupación por los actos de violencia que se han generado recientemente en la hermana República del Ecuador”.

“La República de Panamá, respetuosa de la institucionalidad, expresa su apoyo al Gobierno del Ecuador y a las autoridades legítimamente constituidas”, indicó la misiva oficial.

El Gobierno que preside Laurentino Cortizo hizo además “un llamado a las fuerzas políticas, sociales y civiles de Ecuador para que mediante el diálogo se encuentre una solución que dé fin a cualquier acto de violencia y que prevalezca el orden constitucional y la paz social”.

Ecuador está bajo estado de excepción desde el pasado jueves cuando se dio la primera de dos jornadas de paralización absoluta de transporte público, en medio de la cual ocurrieron desmanes y saqueos.

Al menos 467 personas han sido detenidas durante los disturbios, mientras que varios organismos de derechos humanos han pedido vigilar la actuación de las fuerzas del orden, de acuerdo con la información oficial.

Este miércoles miles de trabajadores y estudiantes universitarios se enfrentaron con la Policía en el centro de Quito, la capital ecuatoriana, en medio de una huelga general convocada por los sindicatos que acompañan al “levantamiento” indígena contra el llamado “paquetazo” de medidas económicas aplicadas por el Gobierno.

Moreno, que trasladó la sede de Gobierno a Guayaquil, la segunda ciudad más poblada del país suramericano, llegó este miércoles a la capital para monitorear la situación durante las manifestaciones contra la eliminación del subsidio a los combustibles decretado en el marco de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El mandatario ha dejado en claro que no dará marcha atrás en la aplicación de las medidas, debido a que estas son parte del acuerdo crediticio que suscribió en marzo pasado con el FMI.

El presidente ecuatoriano acusó a su antecesor y expresidente Rafael Correa (2007-2017), y al gobernante de Venezuela, Nicolás Maduro, de haber activado un “plan de desestabilización”. EFE