Gobierno de Ecuador dice están logrando “frenar pretensión de desestabilizar”

26

El vicepresidente de Ecuador, Otto Sonnenholzner, aseguró este miércoles que están logrando “frenar” la pretensión “de desestabilizar” al Gobierno, en una jornada marcada por una multitudinaria protesta de indígenas y otros colectivos contra las medidas económicas del Ejecutivo.

“Gracias al esfuerzo de todos, gracias a lo que hacemos en conjunto con las Fuerzas Armadas, con la Policía Nacional, con los municipios del país estamos logrando frenar esta pretensión de desestabilizar al Gobierno Nacional por parte de grupos políticos organizados y enfocados en hacerle daño a Ecuador”, dijo.

Así lo aseguró en una cadena nacional a mitad de la jornada de la huelga nacional, con marchas en diferentes parte del país y en la que miles de indígenas caminaron por el centro norte de Quito en protesta por la elevación del precio de los combustibles tras la eliminación de los subsidios.

El pasado lunes, el presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, culpó a su antecesor, Rafael Correa, de un intento de desestabilizar la democracia, algo negado por el exgobernante desde Bélgica, donde vive.

Moreno dijo entonces que lo que ha sucedido en el país en los últimos días “no es una manifestación de protesta frente a una decisión del Gobierno” de eliminar los subsidios a los combustibles.

“Hay -dijo- una intención política organizada para desestabilizar el Gobierno y romper el orden constituido y romper el orden democrático”, señaló.

Para Moreno, quienes han generado actos de violencia extrema son “individuos externos pagados y organizados” y dijo que no es coincidencia que varios líderes del Gobierno de Correa hayan ido a Venezuela hace algunos días para preparar el supuesto plan de desestabilización.

Sonnenholzner insistió hoy en que están conscientes de que la eliminación de los subsidios es una decisión “difícil”, pero reiteró que el Gobierno está “dispuesto a hacer lo correcto por encima de lo popular”.

“Esta decisión lo que hace es quitar los recursos que llegaban en más de un 80 por ciento a los más ricos del país para destinarlos mayoritariamente a atender a quienes más lo necesitan”, anotó.

Y señalo que se mantienen “en seguir adelante con esta decisión, porque, además, sabemos (…) que si retrocedemos, lo único que peligra es la dolarización y la estabilidad de todos los ecuatorianos”.

“El Gobierno tuvo que escoger entre los subsidios y la dolarización. Nosotros no queremos ser el Gobierno responsable de quitarle a los ecuatorianos el único activo económico y social que nos ha permitido desarrollarnos los últimos veinte años que es el dólar”, anotó.

Ecuador tiene la economía dolarizada desde el año 2000, cuando se cambió el sucre por el dólar como patrón de intercambio en momentos en que el país atravesaba por una de las peores crisis financieras de su historia.

Sonnenholzner se lamentó de las “pérdidas gigantescas” que han representado al país las manifestaciones, algunas de ellas violentas, que se desataron desde el pasado jueves, cuando entró en vigor la eliminación de los subsidios a los combustibles y se elevó el precio de los carburantes.

“No vamos a tolerar ni vamos a permitir que se salgan con la suya, no lo podemos hacer, no por nosotros (Gobierno), por el Ecuador. Si hoy, el Ecuador puede ser secuestrado por unos pocos, ¿qué futuro nos espera a los ecuatorianos?”, se preguntó.

El vicepresidente se mostró seguro de que hoy, cuando se cumple una huelga nacional, será “el día más complejo” e irán “retomando la normalidad de la mano de todos los ecuatorianos dispuestos a trabajar”.

“No vamos a ser tolerantes con quienes han violado las leyes de Ecuador, no lo podemos hacer, no por nosotros (Gobierno), por el país. Quienes han sido apresados por la Policía, por las Fuerzas Armadas, tendrán que responder ante la ley”, advirtió.

Asimismo, quienes “han cometido actos de terrorismo, como tomarse operaciones petroleras en el país, hidroeléctricas o antenas de telecomunicaciones, tendrán que responder, son 18 años de prisión”, dijo. EFE