Colectivo de Estudiantes Universitarios de Cuenca se manifiesta ante la crisis que atraviesa el país

177

El Colectivo de Estudiantes Universitarios Cuencanos se ha manifestado a través de un comunicado ante lo que considera una “evidente manipulación ideológica de facciones y sectores docentes malintencionados” durante la crisis que afronta el país derivada de las medidas económicas anunciadas por el presidente Lenín Moreno:

El comunicado dice lo siguiente:

Frente a la caótica situación a la que nos han orillado ciertos grupúsculos tomando el nombre del colectivo indígena y estudiantil, y ante el peligro que corre la estabilidad del estado constitucional de derechos y justicia que fundamenta y legitima la cohesión de la sociedad ecuatoriana El Colectivo de estudiantes universitarios de Cuenca realiza los siguientes pronunciamientos:

1.-Expresamos nuestro completo rechazo frente a los actos vandálicos y delictuales  que bajo la cubierta de la protesta y el disentir siempre legítimos, han azolado toda la patria y en especial la Sierra ecuatoriana. En ese sentido  hacemos  un  llamado  para  que  cualquier proceso de protesta que  se realice mediante los mecanismos institucionalmente constituidos.

2.- Expresamos nuestro malestar ante las acciones de una serie de  profesores y líderes universitarios  aliados con el correato, que en un claro  mal  uso  de  su  autoridad han convocado indiscriminadamente a la revuelta y a la destrucción de los bienes públicos  y  privados, afectando  a  la  productividad  y  estabilidad  del país.

Dichos docentes y dirigentes que en la diaria convivencia con el estudiantado son distantes y parecen  mínimamente preocupados por el porvenir de la juventud que educan, convenientemente  en  el  devenir  de  esta   coyuntura  se  han  presentado  preocupados  y  atentos  cual  cicerones  guiando  un  grupo  de  corderos  hacia  las  fauces  de  los  chacales. En ese orden de ideas responsabilizamos a los docentes, personal administrativo y dirigentes  universitarios  que han publicado un manifiesto público en el que se llama a la paralización y movilización indiscriminada de los estudiantes, en un evidente acto de manipulación y  dominación orquestada  por  su  interés  ideológico  y  personal.

3.- Pedimos que todas las personas que hayan sido partícipes en actos de paralización de las actividades públicas, saqueo, vandalismo, obstrucción arbitraria de movilidad, agresión o similares que no se justifican bajo ningún contexto sean procesados conforme derecho, respetando el debido proceso.

4.- Hacemos un llamado a la población en general para unirse y  alimentar  los procesos de diálogo democrático sustentado en la fuerza de las ideas y las propuestas realistas y debidamente fundamentadas, mas no en el rechazo abstracto de grupos que buscan protagonismo desde el reclamo gestado  a  partir  de   la  ceguera ideológica  y  conceptual.

5.- Llamamos a la población estudiantil a mantenerse atenta a la situación del país, a  informarse  con  base en  fuentes oficiales, a  realizar  análisis  concienzudos, evitar  los  juicios  apriorísticos y  participar  de los procesos de deliberación democrática para enriquecerlos proactivamente. De igual forma hacemos un voto para que los estudiantes no sean manipulados por sectores docentes y dirigentes privilegiados (el sector público comúnmente  ajeno  a   la  juventud  representa el 3% de la población y acapara más del 30% del PIB). La paralización de las actividades académicas en  definitiva   afecta con mayor gravedad a nosotros los estudiantes  que  a  diario  buscamos  mediante  el  esfuerzo  y  el  desvelo  una  grata  posteridad  para nuestras  familias.

6- Disentimos con el sector indígena y sectores de izquierda que buscan el mantenimiento de subsidios que han significado una sempiterna y millonaria erogación para el Estado ecuatoriano,  y que de esa forma embargan nuestro futuro por cálculos políticos.

7.- En el caso de que ciertos sectores mantengan el afán  de  atacar  la  institucionalidad   del  país  a  través de  la  facticidad  y  la  barbarie   nos  veremos obligados a convocar a una CAMINATA PACÍFICA EN DEFENSA DEL RESTABLECIMIENTO DE LA EDUCACIÓN  el derecho que realmente nos pertenece y debemos reclamar.  En  virtud  de  ello   esperaremos  un  tiempo  prudencial   antes  de   convocar  al  estudiantado  pacífico  y  verdaderamente  interesado  en  el  futuro  ecuatoriano.

¡Que el sector estudiantil sea el adalid de las ideas, los más altos argumentos y la ética del respeto,  mas no  la muchedumbre servicial a los intereses de unos pocos!