Cuenca está cada vez más cercada

166
La Y de Sayausí, donde inicia la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme, ayer estuvo nuevamente cerrada. PSR

Los accesos y salidas de Cuenca estuvieron bloqueados ayer por manifestantes, quienes insisten en que Lenín Moreno, presidente del Ecuador, elimine las últimas medidas económicas que dictó el martes de la semana pasada.

En el sur los protestantes cerraron la Panamericana Sur y la Circunvalación Sur, en el sector del Control Sur; en tanto que en el norte taparon la avenida España a la altura de la avenida Hurtado de Mendoza, en la zona de Milchichig.

En el oeste bloquearon la Y en la parroquia Sayausí, donde inicia la vía Cuenca-Molleturo-El Empalme, y por el este la vía Cuenca-Azogues-Biblián, a la altura de Zhullín, que conecta las provincias de Azuay y Cañar.

En el sector El Cabo ayer fue cerrada la vía que conduce a Paute, Guachapala, El Pan y Sevilla de Oro. PSR

Asimismo en esta jornada más vías se sumaron a las que ya permanecen inhabilitadas desde el jueves. Es el caso de la carretera que va a los cantones Paute, Guachapala, Sevilla de Oro y El Pan, y de allí al Oriente.

También la vía El Valle, Santa Ana, Dizha, La Unión, en el sector de Auquilula y en el ingreso a la parroquia Santa Ana. Igualmente la vía San Joaquín-Chaucha-La Iberia, en la comunidad de Chugchuguzo.

La Terminal Terrestre de Cuenca permaneció prácticamente vacía durante toda la jornada, pues solamente en las primeras horas del día llegaron buses desde el cantón Azogues y los cantones nororientales de Azuay.

En la vía a Paute los protestantes se situaron en dos lugares: en El Cabo y en Malima y con parlantes llamaban a la población para que se sume. En el puente Europa colocaron montículos de tierra.

Hasta allí llegó Néstor Zapata, agente vendedor de una empresa de productos agrícolas. Intentó pasar pero no pudo, pues los pobladores le informaron que el paso estaba restringido de manera indefinida.

Xavier Martínez, gobernador de Azuay, y Marcos Pérez, arzobispo de Cuenca. PSR

Los manifestantes se negaron a dar declaraciones a la prensa y pidieron que se pronuncie Raúl Delgado, alcalde de Paute, y presidente de la Asociación de Municipalidad del Ecuador (AME).

En cambio en la vía El Valle, Santa Ana, Dizha, La Unión los protestantes anunciaron que únicamente permitirán el paso de ambulancias y vehículos de transporte de víveres.

Rubén Sucunota y María Cruz coincidieron en que la única opción para levantar el paro es que el Gobierno Nacional deje sin efecto las medidas, entre estas la eliminación del subsidio a la gasolina y el diésel, que provocó un alza de precio.

En la Y de Sayausí los manifestantes colocaron palos y piedras sobre la calzada para impedir la circulación de los vehículos. Allí también se pusieron de acuerdo para que solamente pasen unidades de emergencia.

Santiago Cajamarca, vecino del lugar, explicó que esta es la únicamente manera de ser escuchados, y pidió a la Policía Nacional y Fuerzas Armadas (FF.AA) no desalojarlos y así evitar enfrentamientos.

Este corredor vial es el más importante que tiene Cuenca para ir y venir desde la provincia de Guayas, además para llegar al Parque Nacional Cajas (PNC) y a la parroquia Molleturo.

Cerca del medio día la Cámara de Transporte de Cuenca (CTC), que agrupa a los buses urbanos, resolvió retirar progresivamente sus unidades por falta de garantías para la circulación y sus pasajeros.

Una unidad durante su recorrido habitual fue atacada a pedradas por desconocidos, y según Rosendo Mendoza, conductor de la línea 22, cerca de la Universidad de Cuenca encapuchados intentaron secuestrar algunos vehículos.

Arzobispo actuará como mediador

Cerca del medio día de ayer Xavier Martínez, gobernador de la provincia de Azuay, se reunió con Marcos Pérez, arzobispo de Cuenca, para solicitarle que interceda para un diálogo con los protestantes. El encuentro fue en la parroquia Fátima.

Como gobierno nacional estamos generando una fuente de diálogo, creemos que es muy importante que en este caso la curia, el vicariato, puedan trabajar como mediadores… Estamos dispuestos a dialogar…”, dijo.

Y advirtió que en las manifestaciones en Azuay se han presentado hechos de violencia que preocupan. Estos han ocurrido, principalmente, en las vías que se mantienen bloqueadas.

Pidió que se depongan las medidas de hecho para prevenir acciones violentas y despejar las carreteras, dado que el cierre provoca graves pérdidas para la población.

Nosotros tenemos el apoyo y el respaldo de las autoridades nacionales para generar el diálogo con ministros y las autoridades correspondientes, y llegar a los mejores acuerdos…”, enfatizó.

Hizo un llamado público a Yaku Pérez, prefecto de Azuay, quien ha convocado a las movilizaciones, para que se propicie un acercamiento con el propósito de evitar mayores afectaciones de las que ya se han provocado.

Por ejemplo mencionó que tras un recorrido por la vía Cuenca-Girón-Pasaje, que permanece bloqueada, encontraron daños en la calzada, lo que representa un gasto de recursos públicos.

Por su parte Marcos Pérez hizo pública su predisposición para acodar una reunión con los principales líderes que han llamado a las manifestaciones y establecer acuerdos.

Las autoridades pidieron a los protestantes garantizar la circulación de vehículos de emergencia.

Vía a Gualaceo

Cerca de las 17:30 de ayer un grupo de personas cerró la avenida Jaime Roldós, a la altura del redondel, en el cantón Gualaceo, en la provincia de Azuay, como una medida de protesta.

El motivo también fue el rechazo a las medidas económicas dictadas por el Gobierno Nacional la semana pasada, además de la propuesta de reformas al Código del Trabajo.

Esta es una importante arteria que permite la conexión con otros cantones como Chordeleg y Sígsig, ademas con la provincia de Morona Santiago, por la vía Gualaceo-Plan de Milagro-Limón.

Agentes de la Policía Nacional se concentraron en esta zona para dar seguridad a conductores y peatones, y también se hicieron presentes representantes de la Jefatura Política de Gualaceo.

Transportistas que dar servicio a los cantones nororientales se autoconvocaron para una reunión en la Terminal Terrestre de Cuenca para solicitar a las autoridades garantías para su circulación.