Secuelas del paro en mercados, los productos cárnicos son los que más se han agotado

Los proveedores no ha podido ingresar, la mayoría vienen del norte pero las vías estaban bloqueadas.

40
Susana Murillo contaba ayer con apenas 4 pollos de los 30 que vende al día, en el Mercado 10 de Agosto.(PSR)

El trabajo de Manuel Macas uno de los estibadores de la Feria Libre también se redujo ayer.(PSR)

PROTESTAS

La carne de pollo es uno de los primeros productos que empezó a escasear en los mercados de Cuenca, pero también la venta ha sido lenta.
La dinámica comercial en los centros de abasto ha caído totalmente en estos dos días como consecuencia del paro nacional convocado por los sectores de la transportación y al que se han sumado organizaciones laborales, indígenas y estudiantiles.
Sólo entre un 30 % y 40 % de los locales abrieron ayer en los mercados Diez de Agosto y El Arenal, mientras que en el Nueve de Octubre, prácticamente todos lo locales estaban abiertos, pero con poco producto y también muy escasa concurrencia de compradores.

Nelson Mocayo intentó salir de Cuenca para volver a su natal Machala en la mañana de este jueves pero lo detuvo el paro.
“Estoy estancado, perdiendo de trabajar. Aquí en el mercado Diez de Agosto este viernes ya se ve pocas cosas y muchos locales cerrados en relación al jueves. Sobre las medidas económicas, creo que sí es verdad que hay sectores que se han beneficiado toda la vida de los subsidios. No estoy de acuerdo con el paro. Yo también me perjudico si cuesta más la gasolina, pero todo es relativo. Luego se equilibran los precios de todo. Está demás tanta violencia en el país, necesitamos trabajar”, expresó.
En los pocos locales del mercado Diez de Agosto ya casi no quedan alimentos, porque la mayoría de los productos tiernos como haba, arveja, choclo, zanahoria, vienen de Riobamba y Cañar y van dos días que las vías están bloqueadas.
A Rocío Guamán le quedaba tan solo cinco libras de arveja, unas 3 de choclo y 10 de haba. Ella, cada dos días compra en la feria un saco de cada producto. “No llega nada a la Feria Libre y nos vamos a quedar sin tener qué vender, nosotros vivimos de ésto, no tenemos otro trabajo, esperamos que el Gobierno reflexione”, manifestó.

Pollos

En el Marcado Nueve de Octubre, Nelly Mena, comento que a diario vende 30 pollos, pero el jueves vendió 15 y ayer en la mañana le quedaban 4, que esperaba venderlos a los pocos clientes que llegaban caminando.
Para este sábado, al igual que la mayoría de comerciantes ya no tendrá qué vender porque los proveedores que vienen de Ricaurte y Baños no han podido ingresar a la ciudad por el bloqueo de vías.
En la Feria Libre también primaba un ambiente casi desolado, algunos locales abiertos y muchos cerrados, pocos compradores y estibadores parados junto a sus carretas a la espera de que alguien los contrate.
“No hay nada, casi no hay gente comprando y tampoco vienen los camiones con productos”, dijo Manuel Macas, uno de los estibadores, quien llegó a su trabajo en la Feria Libre, caminando desde Baños.

Destrucción

El paro también deja daños materiales. Por ejemplo, se han roto ventanales en el edificio del IESS en la calle Gran Colombia y Hermano Miguel, al igual que semáforos en la intersección de estas calles.
Con el estado de excepción que rige en el país, es importante que los ciudadanos porten sus documentos.
Un hombre que estacionó su vehículo de placas ADR 222 sobre las rieles del tranvía, en la calle Lamar y Hermano Miguel, arrastró al agente de tránsito Mauricio Chicaiza, cuando lo abordó para pedirle la documentación y en lugar de cumplir con lo requerido aceleró, hasta que finalmente huyó dejando su automotor.
En las calles Gran Colombia y Benigno Malo, dos ciudadanos fueron detenidos por los uniformados, por estar gritando frases duras contra el Gobierno y agredir verbalmente a una persona adulta mayor.(AZD)-(I)

DATO

En el Mercado Diez de Agosto las puertas se cerraron el jueves a las 14:00 por un intento de saqueo saqueo que se vivió en medio de las protestas.