Ventas por catálogo son una gran opción

El día que Juan Malo se quedó sin trabajo, hace 10 años, el futuro de su familia se vio gravemente comprometido. Su esposa, María Gualulema, no trabajaba, había tres hijos menores que mantener y un arriendo de 70 dólares que pagar sí o sí. María, dedicada a las labores domésticas, hasta pensó en regresar con sus padres a Guachapala hasta que pasara el mal momento y su esposo se recuperar, pero una vecina la persuadió de que no lo hiciera pues ella tenía la solución a sus problemas: vender cosméticos.

51

El día que Juan Malo se quedó sin trabajo, hace 10 años, el futuro de su familia se vio gravemente comprometido. Su esposa, María Gualulema, no trabajaba, había tres hijos menores que mantener y un arriendo de 70 dólares que pagar sí o sí.

María, dedicada a las labores domésticas, hasta pensó en regresar con sus padres a Guachapala hasta que pasara el mal momento y su esposo se recuperar, pero una vecina la persuadió de que no lo hiciera pues ella tenía la solución a sus problemas: vender cosméticos.

Yo no tenía facilidad para hablar, menos para vender, sin embargo, mi amiga me convenció de hacerlo. Me mostró unas revistas que hasta tenían fragancia en las hojas y comencé poco a poco a vender los cosméticos”, recuerda Gualulema, quien, al cabo de una década, ha vio cómo su decisión de vender productos de belleza por catálogo, fue muy acertada.

Al igual que ella, Katherine Salazar Quevedo halló en ese trabajo la posibilidad de ayudarse con sus estudios de Administración de Empresas.

Katherine relata que comenzó con sus amigas del colegio y con sus familiares. Hoy cuenta con una amplia red de clientes a los cuales atiende mensualmente.

Lo bueno de esto es que, mientras más vendes, más ganas y puedes obtener premios. Asimismo, si llevas a otra persona como impulsadora, ganas premios”, contó Salazar, quien especificó que los productos se ofrecen de acuerdo a la revista del mes.

El mes pasado me hice 80 dólares en ventas, lo cual no es malo. Incluso, si un cliente no me paga a tiempo, yo pago de mi plata para no atrasarme y que no me cobren intereses en la factura. Luego lo recupero y no pasa nada. Así mantengo limpia mi línea de crédito”, agregó la joven impulsadora.

Salazar explica que lo de los cosméticos dejó de ser la única línea de productos que se ofrecen, pues además de las alhajas, ahora incluso se venden cosas para el hogar, desde un juego de cortinas hasta un juego de vajillas o cubiertos. Ella cree que la demanda del público es la que va diversificando las ofertas.

Algunas cifras

Solo por poner un ejemplo, la sueca Oriflame en la actualidad cuenta con una fuerza de ventas de aproximadamente 3.6 millones de socios independientes, quienes acumulan ventas anuales que exceden los 1.5 billones de euros.

Asimismo, Avon está presente en más de 135 países del mundo y cuenta con 6 millones de distribuidoras a nivel global.

En el caso de Yanbal, fundada en el Perú y una de las más populares en el Ecuador, tiene presencia en otros países, tales como Colombia, Bolivia, Guatemala, México, España, Italia, Estados Unidos y Venezuela. (JA)-(I).