La Fiscalía pide tener autonomía de gestión

Leonardo Amoroso, fiscal del Azuay, estima que sería conveniente que la Fiscalía General del Estado tenga autonomía administrativa y financiera para su mejor funcionamiento y gestión.

587
Edificio de las oficinas de la Fiscalía, en el sector Paucarbamba. Archivo

Leonardo Amoroso, fiscal del Azuay, estima que sería conveniente que la Fiscalía General del Estado tenga autonomía administrativa y financiera para su mejor funcionamiento y gestión.

Esto tanto en lo referente a la administración de su personal, como de el manejo de los recursos económicos y técnicos.

Hoy, la Fiscalía depende del Consejo Nacional de la Judicatura, aunque como un organismo autónomo, y quienes prestan los servicios como fiscales pertenecen a la carrera fiscal.

Según el Código Orgánico de la Función Legislativa, en el artículo 284, una de las atribuciones del Fiscal General es elaborar la propuesta presupuestaria y la programación cuatrianual respectiva, pero debe ponerla a consideración del Consejo de la Judicatura.

Así mismo, puede celebrar contratos pero solo los estrictamente necesarios. El Fiscal puede crear, modificar y suprimir fiscalías y determinar el número de fiscales, lo que será comunicado al Consejo de la Judicatura para la selección y designación del personal a través de este organismo. (AVB)-(I)