Campaña pide a Google que cambie algoritmo para dar visibilidad a científicas

976

Para fomentar las vocaciones científicas es importante tener referentes y «no es nada fácil encontrarlos», denuncia la Fundación española Esperanza Pertusa, que ha lanzado la campaña «Girl Algorithm» para pedir a Google que cambie su algoritmo para que las mujeres científicas sean más visibles en internet.

«Más Marie Curie, más Nuria Oliver, más Valley… y menos ‘silicon'», reivindican las niñas protagonistas del vídeo que apoya esta campaña, cuyo objetivo final es promover que las mujeres tengan una mayor presencia en el ámbito de la ciencia y la tecnología, señala en una nota la Fundación.

En 2020, 825.000 empleos en la UE estarán relacionados con informática y telecomunicaciones, pero actualmente, en los países de la OCDE, sólo 1 de cada 5 graduados de ingeniería es mujer, algo que constata la actual brecha digital de género que existe.

El interés de las niñas por la ciencia y la tecnología se duplica cuando cuentan con referentes femeninos en ese terreno, pero no es fácil encontrarlos, especialmente a través de la primera herramienta de búsqueda de información.

Por eso, esta Fundación ha puesto en marcha esta campaña, con un vídeo que empieza con una niña que dice: «Hola Google, como futuras mujeres ingenieras científicas tenemos que deciros algo. Internet se ha olvidado de nosotras (…) Queremos ver más referentes femeninos. Actualizad vuestro algoritmo o dentro de poco lo cambiaremos nosotras mismas».

Y es que, a menudo, denuncian desde la Fundación, las búsquedas en internet devuelven una imagen desvirtuada y estereotipada de las mujeres: «basta con buscar ‘mujer’, ‘mujer policía’ o ‘robot mujer’ para darse cuenta de que sus principales resultados no se corresponden con la realidad; algo falla».

Por eso, hay que hacer más visibles a las mujeres científicas en internet, con el fin de ayudar a despertar el interés de otras niñas por las carreras STEM (siglas en inglés de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas).

«Algo tan complejo (y a la vez tan sencillo) como cambiar su algoritmo. Esa fórmula secreta que decide lo que existe y lo que no, y que a pesar de ser actualizado hasta 500 veces al año, sigue sin corregir esa carencia», lamentan desde la Fundación.

El vídeo ha sido remitido a los responsables de Google España en un USB con las instrucciones para la actualización necesaria del algoritmo. EFE