Honduras apuesta por convertirse en país libre de plástico de primer uso

374

El Gobierno de Honduras suscribió un convenio con 21 alcaldías de las 298 del país para la “Reducción del plástico de un solo uso”, informó este domingo la Casa Presidencial de Tegucigalpa.

Se trata de una campaña, articulada además con la empresa privada, “por una Honduras limpia, una ciudad limpia”, indicó la sede del Ejecutivo en un comunicado.

Añadió que consciente de la problemática, “el Gobierno hondureño lidera las acciones pertinentes para afrontar de una manera integral el impacto ambiental que provoca el uso de estos productos, buscando soluciones conjuntas, donde los sectores público, privado, académico y sociedad en general reconozcan la corresponsabilidad”.

El titular de la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente, Elvis Rodas, dijo que para buscar soluciones integrales se deben establecer alianzas que permitan promover modelos de economía circular y la ejecución de las buenas prácticas como las tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar”.

Añadió que con la iniciativa, el Gobierno y las alcaldías reafirman su compromiso de promover una visión que incentive la reducción del plástico de un solo uso en sus ciudades.

Rodas subrayó que se están dando los primeros pasos para cumplir el compromiso que los países suscriptores de las Naciones Unidas adquirieron en marzo pasado durante la Cumbre Mundial de Medio Ambiente, de eliminar de forma progresiva los productos de plásticos de un solo uso al 2030.

Según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se calcula que alrededor de ocho millones de toneladas de residuos de plásticos provenientes de las ciudades a nivel mundial llegan a los océanos, ocasionando un impacto ambiental que afecta las especies marinas, los ecosistemas y la salud humana.

El alto funcionario hondureño recordó que el plástico es uno de los residuos que afectan al ambiente y que por eso es fundamental que las autoridades nacionales y locales trabajen en conjunto para hacerle frente a la problemática.

Mediante la cruzada a favor del ambiente, el Gobierno hondureño asistirá técnicamente a las municipalidades en el desarrollo y ejecución de planes locales para la gestión integral de residuos, dando prioridad a la reducción progresiva del plástico de un solo uso, además de regulaciones para desincentivar su uso o reemplazo por alternativas amigables con el ambiente.

El manejo inadecuado de los residuos sólidos produce impactos negativos en el ambiente, suelo, aire, cuerpos de agua superficiales y subterráneos, afectan la belleza escénica y provocan pérdida de la fauna marina, acotó Rodas.

El viernes, una delegación hondureña, encabezada por la comisionada Presidencial Liliam Rivera, viajó a Guatemala para verificar con autoridades de ese país las labores de limpieza de la cuenca del río Motagua, que desemboca en el Caribe.

En algunas ocasiones el río arrastra toneladas de desechos, plásticos en gran medida, que contaminan aguas de Honduras.

Los dos países, según las autoridades hondureñas, coordinan acciones para reducir el impacto ambiental que la contaminación del río Motagua provoca en Honduras.

Fuentes hondureñas indicaron que Guatemala ha instalado 50 biobardas a lo largo de los 463,5 kilómetros de la cuenca del río Motagua, con las que se ha reducido la contaminación que los desechos y la basura de ese país ocasionaban en las costas de Honduras.

La delegación de Honduras fue recibida por el viceministro de Ambiente de Guatemala, Otoniel Barrios, con quien hizo un recorrido aéreo de unos 60 kilómetros sobre el río Motagua, descartando que la cuenca esté trasladando desde Guatemala toneladas de basura a las playas hondureñas, indicó la Presidencia hondureña.

Los funcionarios de los dos países centroamericanos también se trasladaron en lancha para verificar las acciones de retención y limpieza que se hacen de forma permanente en la desembocadura del río, a fin de evitar que los desechos ingresen a la playa y se acumulen en las costas hondureñas como ocurrió en 2015. EFE