El Hogar Miguel León, un lugar lleno de paz, alegría y solidaridad

Las Hijas de la Caridad están a cargo del inmueble que por casi 150 años han acogido a los más necesitados.

1382
Hogar Miguel León

Tal vez algunas personas han escuchado sobre el Hogar Miguel León, pero no conocen a profundidad su funcionamiento, servicios y misión. Creemos es importante conocer sobre un lugar en Cuenca en donde predomina el amor, la solidaridad, el respeto y carisma.
Empecemos dando a conocer que el 8 de diciembre de 2020, el Hogar cumplirá 150 años de fundación. Fue creado en 1870, año en el que justamente llegaban a Ecuador las Hijas de la Caridad y los Padres Vicentinos, religiosos que están encargadas de esta obra social desde 1880. Es así entonces que la celebración el próximo año será doble.

Sor Paulina Guaraca, quien es licenciada en trabajo social, es la directora del Hogar hace dos años. Ella cuenta que antes no se llamaba Miguel León sino Orfelinato, que inició con 12 niñas bajo la dirección del Monseñor Estévez de Toral y que el terreno fue donado por Justo y Miguel León.
Se creó con la idea de socorrer a niños en orfandad para darles una formación integral. En aquel tiempo estaba bajo la dirección de Ana Merchán, la primera directora.

“Las Hijas de la Caridad y Padres Vicentinos ya estaban en Ecuador y fijaron los ojos en nuestras hermanas para que se hagan cargo de la obra que ya estaba prestando sus servicios. Entonces llegaron nuestras hermanas que ya trabajaban en otros lugares, como por ejemplo el hospital San Vicente de Paúl, el que ahora es el Vicente Corral Moscoso”, recuerda la directora oriunda de Chimborazo.
Sin embargo, el Hogar Miguel León extendió su servicio debido a un pedido y empezó a cuidar a adultos mayores de escasos recursos económicos. “En 1952 el personal de asistencia pública solicita a nuestros superiores provinciales que la comunidad se haga cargo de 40 ancianas, como les decían en aquel tiempo, ellas se encontraba en la Casa el Buen Retiro, cuya benefactora fue doña Florencia Astudillo, el Municipio necesitaba la casa para convertirla en Museo Arquitectónico de Cuenca, entonces la comunidad y el Municipio pidieron que nos hagamos cargo de las adultas mayores”.
Resalta que la obra siempre se ha sostenido con la ayuda de las personas y también con algunos lugares que se encuentran en arriendo. “Eso nos permite pagar en parte al personal y cubrir necesidades”.
Pero y ¿quiénes pueden acceder al Hogar? Sor Paulina explica que el lugar acoge a niñas y adultos mayores más vulnerables. El ingreso es especialmente para los que no tienen referente familiar y están abandonados. Pero también es para las personas que tienen familiares y pueden pagar un precio módico, lo que les sirve para cubrir algunas necesidades.
“Brindamos atención a niñas y adolescentes de 5 a 11 años que se encuentran en situación de riesgo, ellas están bajo medidas de protección, mientras nosotros trabajamos en procesos de reinserción familiar que es lo ideal, cuando no es posible esto se hace un proceso de privación de patria potestad para que de pronto puedan ser adoptadas”, agrega.

Capacidad

El cupo para niñas es de 30, actualmente se encuentran 22 y 46 adultos mayores. “Recientemente tuvimos el periodo escolar y es sumamente difícil porque tenemos que ver uniformes y útiles escolares, entonces hemos acudido a personas generosas y les hemos pedido apoyo porque no alcanzamos a gestionar todo, son gastos fuertes y siempre tenemos que estar realizando actividades para tener ingresos”.
Sin embargo, agradece a todas las personas que en todos estos años se han sumado a la obra social del Hogar. Asimismo a las Universidades del Azuay y a la de Cuenca por la ayuda recibida.
“Nos une y nos mantiene vivos el deseo de servir, porque nosotras confiamos en que Dios no nos hará falta, tanto las niñas y adultos mayores si no fuera por esta casa no sabemos qué sería de ellos, tratamos de darles un buen servicio a la medida de nuestras posibilidades”.
Finalmente cabe destacar que el Hogar Miguel León brinda un servicio de calidad y calidez. Con la misión de restituir sus derechos mediante una atención integral desde el carisma vicentino.

Servicios
El Hogar Miguel León cuenta con un equipo multidisciplinario. Trabajan más de 46 personas, entre ellas psicólogos, trabajadoras sociales, terapistas y tutoras, quienes diariamente se encargan de laborar en diferentes áreas para el bienestar de las niñas y adultos mayores.
En el lugar cuentan con terapia física, ocupacional, ludoterapia y neurosensorial. Además realizan actividades recreativas y, por parte del Ministerio de Deporte practican bailoterapia.
Las niñas van a la escuela, pero a llegar entrenan Aikidō, una rama de las artes marciales. También organizan salidas, paseos, juegan básquet o fútbol.
Mónica Tapia, trabajadora social del área de niñas, manifiesta que han llegado casos difíciles que les llena mucho de emociones y sentimientos encontrados, pero que tratan de solucionar. “Hacemos lo posible para que regresen con su familia en el menos tiempo posible. La mayoría llega en situaciones de consumo de alcohol, negligencia extrema de los padres, violencia física o sexual”.
Hijas de la Caridad y Padres Vicentinos
Sor Rosita Landi, representante de las Hijas de la Caridad y también licenciada en trabajo social, menciona que las hermanas tienen como prioridad ayudar a los menos favorecidos. “Dedicamos todo nuestro tiempo al servicio de los demás como quiso San Vicente”.
Las Hijas de la Caridad y Padres Vicentinos fueron fundados por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac en el siglo XVII en Francia.
“El primer país a donde fueron fue Polonia de ahí se repartieron por el mundo entero. A Ecuador llegaron por la gestión del expresidente García Moreno. Somos una sociedad de vida apostólica, hemos estado casi en todo el país. Las hermanas llegamos a Cuenca en 1872 y se encargaron del hospital, pero abrieron otras obras como la Escuela Central La Inmaculada, administraban el Tadeo Torres (…) y se hicieron cargo del hogar Miguel León”, cuenta Sor Rosita quien es nacida en Cañar.
Ayuda
La directora agradece a todas las personas que han apoyado al Hogar, pero también invita a que no dejen de apoyar y que se sigan sumando a la obra social de muchos años. Invitó a que donen ropa, alimentos no perecibles, material de limpieza, entre otras cosas. Además también pueden depositar en la cuenta de ahorros Pichincha 4886746600. O acercarse a Miguel León ubicado en la Simón Bolívar 14-58 entre Estévez de Toral y Coronel Tálbot.
Menciona también que reciben ayuda del Estado, pero los desembolsos no llegan a tiempo. “Eso dificulta y crea malestar en el personal porque nos exigen puntualidad en los pagos de sus salarios. Tenemos que pedir préstamos, o hacer sobregiros”.

Actividades del pregón
Por celebración doble: 150 años de la fundación del Hogar Miguel León y por la llegada de las Hijas de la Caridad y Padres Vicentinos al Ecuador, cumplirán las siguientes actividades en este mes de septiembre:
Viernes 27
18h00 a 21h00: Vigilia Exposición de las reliquias de nuestros Santos Fundadores en la Capilla del Hogar Miguel León.
Sábado 28
08h30 a 10h00: Pregón de apertura, concentración en el parque San Sebastián. Recorrido por las calles Sucre, Luis Cordero, Simón Bolívar y Benigno Malo, hasta la Catedral La Inmaculada Concepción.
10h30: Eucaristía de Acción de gracias.