UNACEM Ecuador logró eliminar 27 mil toneladas de sustancias agotadoras de la capa de ozono

La empresa junto a entidades estatales y la ONUDI destruyeron 2,7 toneladas CFC12 y HFC134a (sustancias agotadoras de la capa de ozono), gases que necesitan ser controlados y eliminados conforme lo acordado en el Protocolo de Montreal, del cual Ecuador es signatario y punto focal.

439

UNACEM Ecuador, líder en gestión ambiental, colaboró en la destrucción de 2,7 toneladas de CFC12 y HFC134a, sustancias agotadoras de la capa de ozono (SAOs), extraídas de 94.000 refrigeradoras domésticas obsoletas que se reciclaron dentro del Plan Renova Refrigeradora, promovido por el Gobierno Nacional, entre 2013 y 2016. Esta actividad se convierte en un soporte para el cumplimiento de los compromisos adquiridos en el marco del Protocolo de Montreal, del cual Ecuador es signatario y punto focal.

Para emprender este proyecto, UNACEM Ecuador obtuvo una Licencia Ambiental de Coprocesamiento, por parte del Ministerio de Ambiente, luego de pruebas industriales promovidas y ejecutadas con el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial (ONUDI). Después de esta exitosa experiencia, la empresa se encuentra en la capacidad de colaborar con futuros proyectos de destrucción de las SAOs.

“Operar en armonía con el medio ambiente es una de nuestras prioridades. Por lo que continuamente invertimos para que nuestras instalaciones y equipos cuenten con tecnología de vanguardia, que minimice la huella ambiental. En UNACEM Ecuador trabajamos con el máximo respeto por el bienestar de las futuras generaciones, cumplimos con las leyes y aplicamos los principios del desarrollo sostenible”, comentó Patricio Díaz, Gerente de Ecología Industrial.

La destrucción de los gases CFC12 – SAOs es un proceso que se realiza en el horno de la línea 2 de producción de UNACEM Ecuador, donde se alcanzan temperaturas superiores a los 1.450ºC. Este procedimiento cuenta con un monitoreo continuo de gases de combustión a altas temperaturas, que asegura la completa destrucción de las SAO, salvaguardando la producción de la empresa y la calidad ambiental de las emisiones atmosféricas del proceso.

Este nuevo logro se suma al de 2018, cuando UNACEM Ecuador alcanzó un récord al sustituir el 19,47% de combustibles fósiles por biomasa (PKS – Cascarilla de Palma Africana por sus siglas en inglés), contribuyendo en la reducción significativa en las emisiones de gases de efecto invernadero, y el 13,33% por el coprocesamiento de aceites usados, aceites dieléctricos, hidrocarburos recuperados, en sus hornos cementeros, eliminando este residuo peligroso de manera ecoamigable.

Estas acciones han permitido que la empresa esté por debajo de los índices de emisiones que manejan las industrias cementeras a nivel de Latinoamérica y el mundo (en 2018, UNACEM Ecuador presentó 525 kg de emisiones netas de CO2/tonelada; el promedio mundial es de 616 kg).