Alertan perjuicios por el uso del suero de leche

Productores de Azuay y Cañar se unen para exigir regulaciones. Advierten un impacto negativo en la economía de más de 300.000 pequeños productores. Pequeños y medianos ganaderos productores de leche del Azuay y Cañar, a quienes se ha unido el prefecto cañarense Byron Pacheco, alertan al público de una pretendida legalización del suero de los quesos para utilizarlos en la cadena láctea, es decir, en la producción de leche, yogures y otros similares.

782
Representantes de asociaciones ganaderas como Santiago Malo y Novita Fajardo, expresaron su desacuerdo con la situación que afronta su sector. HG

Productores de Azuay y Cañar se unen para exigir regulaciones. Advierten un impacto negativo en la economía de más de 300.000 pequeños productores.

Pequeños y medianos ganaderos productores de leche del Azuay y Cañar, a quienes se ha unido el prefecto cañarense Byron Pacheco, alertan al público de una pretendida legalización del suero de los quesos para utilizarlos en la cadena láctea, es decir, en la producción de leche, yogures y otros similares.

Pablo Jerves, del Centro Agrícola Cantonal de Cuenca, señala que una decisión así causaría grandes perjuicios, tanto a los consumidores como a los productores.

Al consumidor, porque si se adiciona suero a la leche, el producto final que se le entregue ya no sería leche pura, sino una mezcla con gran parte de un residuo de los quesos. Esto tendría un impacto negativo en la economía de más de 300.000 productores lecheros -la mayoría de ellos pequeñas familias- pues mientras el litro de suero cuesta entre dos y tres centavos de dólar, el precio oficial de un litro de leche al productor es de 42 centavos. Jerves teme que si se suma el factor del contrabando de leche en polvo, caiga el precio de sustentación y los productores de leche queden en crisis.

De darse esta situación quebraría la economía de los pequeños y medianos productores de leche, enfatiza el prefecto de Cañar. Apeló, “directamente” a la sensibilidad del presidente Lenín Moreno, a quien advierten, incluso, de los riesgos de que se comercialice el suero en polvo.

Cada día se produce unos cinco millones de litros de leche, parte de lo cual, en ocasiones, no se puede colocar en el mercado. El mismo gobierno debería aprovechar esa producción de leche pura para compartirla a los niños de las escuelas, pacientes de hospitales, niños y ancianos de los hogares, soldados en los cuarteles y privados de libertad, dijo.

Santiago Malo, de la Cámara de Agricultura y Ganadería de la III Zona, enfatizó los impactos de este hecho, para la nutrición del consumidor y para la economía. Agregar suero a la leche no tiene valor nutricional. Más bien, “motivo al sector industrial a que sea innovador y dé nuevos usos al suero.

Hay quesos, mantequillas que se hacen de sueros, pero lo fácil y por un puro interés económico es utilizarlo en la leche, dijo y pidió que los organismos de control como INEN y ARCSA establezcan nomativas de uso adecuado de producción, antes de que se elabore cualquier producto. Tampoco están de acuerdo con que se admita agregar suero en polvo a la leche.

Novita Fajardo, de la Asociación de Productores de Yanacocha, Biblián, enfatizó: “…Si hay que ir a un paro y a lucha en las calles, lo haremos, hasta que oigan el grito del pueblo”. (AVB)-(I)

Voces en oposición

La oposición al empleo del suero en la producción de leche ha sido expuesta por representantes de varias organizaciones, entre ellos: Nobita Fajardo, (Productores Agropecuarios de Biblián); Diego Heredia (Asociación Holstein Freisian), Arturo Pesántez (Centro Agrícola Azogues), Pablo Jerves (Centro Agrícola Cuenca). Además, Santiago Malo (Cámara III Zona de Agricultura y Ganadería), Miltón Chávez (Centro Agrícola Azogues), Édgar Pacheco (Asociación de Productores Lecheros de Cañar), Ramiro Calle (Centro Agrícola de Biblián), Ángela Morocho (Centro Agrícola de Cañar), Luis Urgilés (Asociación Divino Niño de Yaucay, Azogues). (I)