El fuego arrasó más de 240.000 hectáreas en el norte de Paraguay

392

El último reporte de focos de calor en Paraguay refleja la quema de 241.299 hectáreas solo en el departamento de Alto Paraguay, en el norte del país, según los datos recopilados por las autoridades hasta el 17 de septiembre.

Las zonas arrasadas se corresponden con el Cerro Chovoreca, en la frontera con Bolivia, y en el Parque Nacional Río Negro, en el noroeste del país, donde se halla el Pantanal, el gran humedal compartido con Bolivia y Brasil.

El documento también señala un aumento de los focos de calor, desde los 56 registrados el miércoles hasta los 255 detectados en las últimas horas, concentrados en su mayoría en los departamentos de Presidente Hayes, Boquerón y Alto Paraguay, por los que se extiende el Chaco paraguayo.

El riesgo de nuevos incendios sigue siendo crítico en los departamentos de Boquerón y Alto Paraguay, y también peligran zonas de otros departamentos, como Amambay, Concepción o Presidente Hayes, e incluso existe riesgo en las proximidades de Asunción, la capital del país, aunque en este caso el peligro es medio.

La previsión meteorológica de esta jornada prevé viento norte con velocidades de entre 15 y 35 km/h y escasa probabilidad de precipitaciones en la zona del Chaco.

No obstante, se esperan lluvias leves en el centro y en el norte del Chaco durante el viernes, y la entrada de viento sur de entre 20 y 45 km/h a lo largo de la mañana del viernes.

A pesar de que los incendios azotan Paraguay desde mediados de agosto, el presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez, considera que no es necesario declarar la emergencia nacional.

“Yo no tengo ningún inconveniente (de declarar emergencia) siempre y cuando la recomendación venga a través del órgano técnico, que es la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN)”, dijo este viernes el mandatario.

Abdo Benítez recordó que, a pesar de las tareas de extinción, “esto no se va a controlar del todo hasta que venga una lluvia fuerte” para que se “apaguen todos los focos que con el viento norte pueden volver a encenderse”.

Por el momento, los equipos de trabajo se centran en las tareas de enfriamiento gracias a que este jueves las condiciones meteorológicas resultan favorables para ello.

Paraguay cuenta también con ayuda de aviones brasileños, argentinos y chilenos para colaborar en las tareas de extinción del fuego.

Como consecuencia de los incendios, originados a mediados de agosto en la zona del Pantanal, el Congreso de Paraguay aprobó la emergencia ambiental en los departamentos de Alto Paraguay y Boquerón, las dos zonas más afectadas por el fuego.

Además, la Fiscalía anunció la apertura de una investigación para determinar si el origen de los incendios se debe a las quemas incontroladas de rastrojos en las fincas agrícolas, una práctica habitual en este periodo previo a la época de lluvias. EFE