Diez días de cárcel para infractor por hacer llamada falsa al 911

Acusado dijo que había accidente de tránsito, pero se trataba de un problema personal.

959
El ECU 911 coordinó la asistencia de instituciones de emergencia, pero la llamada era falsa.

Juan M. L., de 29 años, fue sentenciado a diez días de prisión y el pago del tercio de un salario básico unificado (132 dólares) por realizar una llamada falsa al ECU 911.

La audiencia de formulación de cargos y dictamen se sentencia se desarrolló ayer en el Complejo Judicial de Cuenca. En la diligencia el acusado aceptó la culpabilidad, así lo informó Alexandra Altamirano, coordinadora zonal del ECU 911. La pena será cumplida en el Centro de Rehabilitación Social (CRS) de Turi.

El pasado martes 18 de septiembre, a las 14:37, el ahora sentenciado llamó al 911 e informó que entre las calles Presidente Córdova y Antonio Vargas Machuca, pleno Centro Histórico, sucedió un accidente de tránsito donde había un herido y que se requería a la Policía porque el autor del accidente va a huir.

Luego, durante las coordinaciones indicó que no se trata de un accidente de tránsito sino que tiene un problema personal por una computadora. Sin embargo, los operadores al conocer los primeros datos de emergencia despacharon recursos innecesarios como personal de Tránsito, además hubo soporte con personal del IESS y de la Policía Nacional.

La coordinadora zonal del ECU 911 refirió que es la primera vez que se pone una denuncia y se llega a una sentencia por llamada falsa en Cuenca. Señaló que este caso marca un precedente para que se tenga en cuenta que la línea única de emergencias no es un juego.

Explicó que no es posible que se sigan haciendo llamadas falsas que implican pérdida de tiempo, recursos y dinero.

Sanción establecida por el COIP

El artículo 396 señala que será sancionada con pena privativa de libertad de 15 a 30 días la persona que de manera indebida realice uso del número único de atención de emergencias para dar un aviso falso de emergencia y que implique desplazamiento, movilización o activación innecesaria de recursos de las instituciones de emergencia.

En 2018, a escala nacional, se generó un gasto innecesario de 12.455.169 de dólares por avisos falsos de emergencia.

El precio de una llamada indebida -que dura en promedio 1 minuto con 11 segundos- es de 2,08 dólares.

Por seguridad y cumplimiento de protocolos el ECU 9111 graba todas las llamadas de reportes de emergencia. (KOQ)-(I)

Llamadas falsas son aquellas que hacen uso indebido del 911, reportando eventos falsos que implican el desplazamiento innecesario de recursos.