Antes de ir a Cuba “La Inmortal” se presenta en Cuenca

709
El director Xavier Andrade en el espacio de escenografía de la propuesta de teatro. FM

Un lecho, pétalos, rosas blancas y rojas a su alrededor. Maniquíes y la voz de Pilar Tordera “lalaaa,lalaaa,lalaaa” que encarna, se mete en lo real y en lo mítica que fue y es Sara Bernhardt.

La Inmortal”, obra de teatro, está de temporada. Ayer se presentó, hoy lo hará nuevamente a las 20:00, en la Sala Alfonso Carrasco de la Casa de la Cultura. El 27 y 28 estará en La Habana-Cuba.

Siete escenas desde los linderos de la agonía”. Siete escenas en las que Bernhardt se convierte en el pretexto para preguntase ¿qué hace el teatro? ¿qué hacen las condiciones del teatro, sus contradicciones y sus virtudes en un cuerpo y una mente de una persona, en este caso de una mujer que durante estos sesenta años lo ha ejercido de la manera como ella lo hizo?

Xavier Andrade responde esas preguntas. “Tratamos de acercarnos a la imaginación a la fantasía de poder observar a este cuerpo y mente, a estas emociones, a este intelecto que lleva una carga de 60 años de ejecución del teatro”.

No es biografía

En esta obra, Pilar Tordera demuestra su talla como actriz. Y no es que ella cuenta la biografía de Bernhardt, acude a elementos biográficos de la actriz de los siglos XIX y XX, para poner siete escenas que transportan a cómo este personaje, en un estado de agonía, mezcla y fusiona de una manera aparentemente arbitraria hechos de su vida privada, pública, de su vida profesional.

Hay que seguir el hilo de cada escena para saber por qué es “inmortal”. “Ya no eres cuerpo, eres teatro”. “Has de ser cuerpo, teatro, mujer espectáculo”. La obra va acercándose probablemente a ciertos temas que son recurrentes en estas circunstancias de vida y muerte casi juntas; y es el cuerpo el que expresa las cosas, porque el cuerpo es un tema central en el ámbito del teatro.

Pero el cuerpo no está vacío, evoca el tiempo, la memoria. “El grito renace de la pata amputada, si uno pudiera terminar con la memoria como se termina con una pierna”. Sara perdió una pierna, pero siguió, todas esas cosas que involucran al actor, al personaje real y también a Pilar que es una actriz que pone su entendimiento del tema. “Por qué Sara se tortura así”.

Entre la ficción y la realidad. Entre Pilar y Sara. Las dos son reales. Con esta obra, el interés de actriz y director es acercarse al problema del teatro. “Nuestra preocupación en el fondo era acercarnos al teatro, a preguntarnos qué pasa en el teatro, qué pasa con el actor en el teatro, con la relación entre el actor y el espectador el día de hoy”, dice el director.(BSG)-(I).

CÁPSULA

Tu respetable público, gran monstruo aquí estoy”. “Nunca fui Margarita, siempre fui Sara”. “Sara seguirás adelante siempre, sin detenerte jamás”. Sara de blanco. Sara de Rojo Blanco. Sara de rosado, de púrpura. Pilar que la encarna. Véala hoy. 10 dólares la entrada.