370 hectáreas quemadas en Azuay

Un total de diez incendios forestales se propagaron en bosques de las provincias del Azuay y Cañar, el último fin de semana.

1117
En Cuenca, el último fin de semana, personal del Cuerpo de Bomberos acudió a atender emergencias por quemas de vegetación. Cortesía

De acuerdo con los datos registrados por la Unidad de Monitoreo Eventos Adversos del Servicio Nacional de Gestión de Riesgos y Emergencias (SNGRE) los cantones afectados en Azuay son: Cuenca, Pucará, Sígsig, Paute y Girón, a esto se suman los daños ambientales en comunidades del cantón Cañar, dejando un total de 26,8 hectáreas afectadas, lo que implica destrucción de plantas y especies silvestres.

En lo que va de septiembre, en Azuay se ha registrado una afectación de 150,9 hectáreas y durante el 2019 un total de 370 hectáreas (ha) de vegetación. Las quemas de mayor proporción fueron en Pucará (95 ha), Girón (88 ha), Cuenca (77 ha) y Nabón (51 ha).

En la provincia de Cañar durante septiembre se han registrado 51,81 hectáreas consumidas por el fuego, mientras que en lo que va del año se tiene un total de 275,99 hectáreas, siendo el cantón Cañar el más afectado con un total de 222 hectáreas.

A nivel nacional hasta el 15 de septiembre de este año, un total de 14.036 hectáreas de vegetación han sido afectadas por incendios forestales, siendo Loja (5.939 ha) Pichincha (2.403 ha) e Imbabura (1.438 ha) las provincias con mayor devastación.

El Código Orgánico Integral Penal (COIP), en su artículo 246, establece que la persona que provoque directa o indirectamente los incendios o instigue la comisión de tales actos será sancionada con prisión de 1 a 3 años. Si como consecuencia de este delito, se produce la muerte de una o más personas, la sanción es de 13 a 16 años de cárcel. (KOQ)-(I)