Fernández pide serenidad y que la gente en Argentina no proteste en la calle

372

El candidato presidencial por el peronista Frente de Todos y gran vencedor de las primarias argentinas, Alberto Fernández, pidió este lunes serenidad a los manifestantes que en las últimas semanas han llevado a las calles el reclamo de una ley de emergencia alimentaria que alivie el mal momento del país.

“La historia argentina muestra si en algún momento hay un cortocircuito y un policía reacciona contra un manifestante y un manifestante le contesta, esa chispa puede generar lo peor. (…) No salgamos a la calle porque ese riesgo existe”, aseguró en declaraciones a la radio AM 990.

Varias organizaciones sociales organizaron en las últimas semanas dos acampes frente al Ministerio de Desarrollo Social, en pleno centro de Buenos Aires, reclamando una audiencia con la ministra Carolina Stanley, para abordar medidas de emergencia alimentaria para un país en el que un tercio de la población vive por debajo del umbral de pobreza.

Ante la negativa de Stanley de concretar una reunión, los manifestantes afirmaron que seguirán con sus protestas y para esta semana advirtieron de un posible acampe de 72 horas en la misma ubicación, mientras el Senado votará una ley de emergencia alimentaria que ya fue aprobada en la Cámara de Diputados, lo que para Fernández muestra el compromiso de la esfera política con la situación del país.

“Serenémonos, sabemos lo que está pasando, la prueba de que todos lo sabemos es que el Congreso vota unánimemente mejorar la asistencia para la emergencia alimentaria”, agregó.

A pesar de su llamado a la calma afirmó que comprende los motivos de las protestas, ya que “mucha gente está en una situación muy delicada en términos de poder vivir y mucha gente sale a la calle desesperada para que le presten atención porque de otro modo no les escuchan”.

Fernández se encuentra en la provincia de Córdoba (centro) donde se reunió con el Gobernador Juan Schiaretti, también peronista, para conversar sobe el “modelo de país” que cada uno pretende construir después de las elecciones presidenciales del próximo 27 de octubre.

“Necesito gobernadores comprometidos con un modelo de país que tenemos que construir entre todos. (…) Me preocupaba la posición de Schairetti, que parecía darle lo mismo el país de Macri que el país que uno propone”, concluyó. EFE