El Gobierno cree “muy grave” la posible vulneración de datos de ecuatorianos

1005
La ministra del Interior, María Paula Romo (c), habla acompañada por el general Carlos Cabrera, director de la Policía Judicial (d) y la comandante general surrogante, Fernanda Tamayo, este lunes en una rueda de prensa en Quito. Romo calificó este lunes de "muy grave" la posible "vulneración" de datos de millones de ecuatorianos a través de un servidor en Miami, y confirmó que se está realizando una investigación para conocer si ha habido daño. EFE/ Daniela Brik

La ministra del Interior, María Paula Romo, calificó este lunes de “muy grave” la posible “vulneración” de datos de millones de ecuatorianos a través de un servidor en Miami, y confirmó que se está realizando una investigación para conocer si ha habido daño.

“Es muy grave la información que hemos recibido en las últimas horas respecto de la vulneración de datos personales de los ecuatorianos”, afirmó la ministra en la que es la primera reacción del Gobierno a informaciones sobre que los datos personales y financieros de los ecuatorianos habrían quedado expuestos.

En una rueda de prensa, Romo confirmó que el Gobierno ecuatoriano ha abierto “desde primeras horas de la mañana” una investigación para “levantar toda la información” y “descubrir qué ha sucedido y quiénes son los responsables”.

“No me gustaría ir más allá mientras la investigación está en marcha. Varios equipos están desarrollando la investigación en este momento y además tratando de identificar a quiénes serían los responsables de esta filtración”, agregó.

La empresa israelí de seguridad informática vpnMentor confirmó este lunes a Efe, en Israel, que se ha producido una filtración con información confidencial que contiene datos personales y financieros de millones de ciudadanos del país.

La filtración incluiría una gran cantidad de datos sensibles sobre la situación financiera, los salarios percibidos, los puestos de trabajo e incluso las relaciones familiares de muchos ciudadanos, lo que les podría exponer a ciberataques, espionaje o robos de dinero por parte de piratas informáticos.

Más allá del daño causado, Romo aseguró que “podríamos tener varias responsabilidades y el cometimiento de varios delitos” pero advirtió que prefería esperar y que “en las próximas horas podamos dar más información”.

En cualquier caso recordó que la seguridad informática del país está “sobre la mesa” desde hace meses, en alusión a los millones de ataques sufridos cuando el Gobierno de Quito anuló el asilo al fundador de Wikileaks Julian Assange, el 11 de abril.

“A pesar de la magnitud, es un tema que hemos venido tratando estos últimos meses y hablando de la necesidad de ciberseguridad, de sancionar los delitos cibernéticos”, recordó la ministra.

Precisamente el Gobierno presentó un proyecto de ley a la Asamblea para avanzar en este campo, y ha solicitado la ayuda de varios países, entre ellos Israel, para combatir su vulnerabilidad.

“Cuando hemos hablado de estos delitos, del acceso ilegal a servidores, tal vez no le hemos dado la suficiente importancia”, se lamentó Romo, quien también recordó las “duras críticas” contra su Gobierno “por poner el tema sobre la mesa e investigar a personas que creemos se dedican a estas” actividades.

Se refería a la detención el 11 de abril del informático sueco Ola Bini, amigo de Assange y bajo las sospechas de acceso no autorizado a organismos oficiales, cuyo caso sigue en los tribunales. EFE

db-elb/laa