Hunter presenta su aplicación “ami by hunter 2.0”

Se trata de una mejora a la versión 1.0 de la aplicación, y ya está disponible en la App Store y en Google Play. AMi by Hunter 2.0 funciona en cualquier smartphone o tablet con los sistemas operativos Android o iOS

531
Guido Jalil Perna, Director; Alex Ripalda Burgos, Presidente; y Alex Ripalda Santos, Director.

Como parte de la innovación constante en sus servicios de seguridad, Carseg S.A. – Hunter presenta al mercado ecuatoriano su aplicación de rastreo AMi by Hunter 2.0, cuyas características han sido pensadas para mejorar la experiencia de los usuarios, así como para ofrecer mayores garantías en lo que a monitoreo y rastreo se refiere.

Tras el lanzamiento de la versión 1.0 de la aplicación hace 3 años, el equipo de desarrolladores de la empresa ha logrado implementar cambios relevantes en seguridad y funcionalidad. La nueva versión cuenta con un rediseño completo de la interfaz gráfica; acceso por contraseña, TouchID (huella dactilar) y/o FaceID (reconocimiento facial); acceso a la ubicación del vehículo por comandos de voz (solo para iphone); y tutoriales de los servicios que brinda la app, como el de “Parqueo Seguro”, al momento de activarlos.

Todo ello se suma a los ya conocidos servicios que brinda AMi by Hunter, como por ejemplo: ubicación del vehículo en tiempo real, bloqueo y desbloqueo del vehículo, y alertas sobre su mantenimiento.

Según Alex Ripalda Burgos, Presidente de Carseg S.A. – Hunter “…AMi es fiel muestra de uno de los múltiples productos y servicios de la empresa que están en constante innovación para mejorar la experiencia de los usuarios.”

Las diferentes innovaciones realizadas a la aplicación, sumado al respaldo de 25 años de experiencia de la empresa, hacen que AMi by Hunter sea un servicio único en la región y que todo propietario de vehículo debería tener.

“En Hunter ofrecemos mucho más que seguridad; somos sinónimo de servicio, información, integración, optimización y valor tanto para nuestros clientes individuales como para los corporativos”, señala Ripalda.