Preparan celebración del Killa Raymi

773
Isaura Quiroz (D), Fernando García y más funcionarios de la Prefectura preparan la celebración. XCA

El 21 de septiembre, en el calendario ancestral andino, se celebra el “Killa Raymi”, la fiesta de la fertilidad de la Madre Tierra, el tributo a lo femenino; una celebración que en la relación intercultural inca-cañari tiene que ver con la luna, pues si en el mundo inca la deidad era el sol, en el mundo cañari esa deidad era la luna.

Luna-mujer-allpa mama o madre tierra, algo así es la analogía en el ritual del killa raymi que se realiza en gratitud a la Pachamama, una vez que se terminó con la preparación de ella para que tenga una nueva y buena fecundación.

La celebración del tercer raymi en lo que va del año está dentro del calendario de actividades culturales que tiene el GAD Provincial del Azuay que, junto con la Federación de Organizaciones Campesinas FOA y otros actores, extienden una invitación a todos los azuayos, ecuatorianos a participar de un encuentro a realizarse el sábado 21 de septiembre desde las 08:30, de un desfile y luego de las 12:00 en la plaza del Otorongo, una conmemoración matizada por las expresiones andinas.

Poner en valor

Este patrimonio ritual, inmaterial-ancestral está en la mira de los nuevos administradores de la Prefectura del Azuay, con el afán de ponerlo en valor, sostenerlo, internacionalizarlo; para ellos, el manejo de la cultura se relaciona con el interés de académicos, investigadores, turistas y se convierten en un punto de apoyo a la economía.

En la Dirección de Cultura del GAD Provincial, la mirada de su director Fernando García apunta a integrar estas expresiones a la economía local, hacerlas parte del crecimiento turístico y con ello llegar al incremento de divisas. El objetivo es claro: que el movimiento de visitas que generen estas expresiones culturales ancestrales formen parte del Producto Interno Bruto.

Pie de foto 2 7 A
Esta celebración tiene como eje a lo femenino, a la fecundidad.

Tres actividades

Tres actividades para la celebración: la primera, el chasqui (mensajero del sistema de correos de los incas), un gran desfile con música, danza, comparsas que recorrerán desde el parque de San Blas, siguiendo las calles Simón Bolívar, Coronel Tálbot, Presidente Córdova, para llegar a las 12:00 a la Plaza del Otorongo. Los chasquis serán todos los caminantes que de los 15 cantones que han comprometido su asistencia.

La segunda será en Otorongo y se denomina “Tarpuk huarmi kuna – Mujeres sembradoras”. Allí las féminas, las coyas, las liderezas mujeres harán “la siembra simbólica de la semilla”, este punto incluye el “Encuentro Cosmo-vivencial e intercultural de las culturas ancestrales”, feria de saberes ancestrales con la divulgación de saberes y exposición venta de: gastronomía, artesanía en cerámica, cestería, tejidos y bordados, instrumentos andinos, medicina con limpias energéticas y exposición de productos hechos con plantas curativas.

Como tercer punto está la “Siembra de agua”, las comunidades expondrán su modelo de gestión para el manejo de las fuentes hídricas y conservación de páramos, podrán en evidencia los trabajos y experiencias en la conservación y cuidado de fuentes acuáticas como también temas de reciclaje que mantienen.

Arte andino y eco-feminismo

Isaura Quiroz está al frente de un programa que se matizará con el arte andino, música y danza etno-contemporánea, propuesta que llegarán desde diversos grupos de jóvenes y niños de la ciudad y provincia, además estarán zanqueros y bandas de pueblo para animar la fiesta.

Esta vez, la celebración del Killa Raymi se conceptúa como un escenario de economía circular, comunitaria, un encuentro enfocado en el eco-feminismo o feminismo ecológico y comunitario. Las mujeres y la comunidad en general buscan –durante la celebración- poner énfasis en el tema de la mujer, del ciclo lunar y valorizar que esa sangre menstrual (propia de las mujeres) se relaciona con la pureza, con la fertilidad, el objetivo es revalorizar cada uno de estos aspectos. (BSG)-(I).