El hijo de Camilo Sesto no tenía dinero llegar a Madrid a despedir a su padre

1666

La capilla ardiente de Camilo Sesto abrió sus puertas el lunes. Familiares, fans, periodistas y curiosos, podían entrar al sepelio sin restricciones, llevar flores, y versionar los temas más famosos del cantante, que falleció por un fallo renal a los 72 años.

Sin embargo, Camilo Blanes, hijo del artista, no podía pagarse un boleto para viajar a España y despedirse de su padre.

Así lo confirmó él mismo a través de su cuenta de Facebook, donde aseguró que “nunca recibió el boleto de avión por parte del equipo de trabajo de su padre, para poder llegar a Madrid a darle el último adiós”.

A las siete de la tarde del domingo, Camilo Blanes seguía sin reserva de avión. La capilla ardiente abriría sus puertas el lunes a las 11:00 de la mañana, y al terminar el día, Camilo Sesto sería incinerado cumpliendo con sus últimas voluntades.

Finalmente fue Lydia Lozano quien resolvió la situación. La periodista española siempre mantuvo una relación muy cercana con Lourdes Ornelas, expareja del cantante, y madre de su único hijo. Lozano consiguió que un representante llamado “Muro” pagara el boleto de avión a Blanes. Un gesto que a muchos reporteros del mundo del espectáculo consideraron interesado y oportunista.

Su madre Lourdes Ornelas, había dicho a la revista Quién que lo acompañaría en el viaje, el hijo de Camilo Sesto llegó solo a España.

Hasta el momento de su muerte, según el diario 20 Minutos, Camilo Sesto se hacía cargo de casi la totalidad de los gastos de su hijo, con una paga mensual que rondaba los 1100 dólares. Sin embargo, la relación entre ambos era muy distante, y sólo mantenían contacto por correo electrónico, asegura el diario. (E)